Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy irá con su programa de Gobierno y dispuesto a enfrentarse a la corrupción

Rajoy critica la política de "postureo"EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, acudirá al debate de investidura con un elaborado discurso de oposición al candidato socialista Pedro Sánchez, pero aprovechará para exponer su propio programa de Gobierno a través de una gran coalición de PP, PSOE y Ciudadanos. Además, el jefe del Ejecutivo irá preparado para entrar en el cuerpo a cuerpo si el secretario general del PSOE le ataca con los casos que han afectado al PP, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

Aunque Rajoy aún está ultimando su discurso, prevé dividirlo en dos ejes: uno propiamente de oposición a la candidatura de Sánchez, en el que rebatirá con argumentos que las propuestas del PSOE para llegar a La Moncloa se basen en derogar las reformas del PP que han "funcionado"; y otro más programático dedicado a las medidas y pactos que plantea el PP para que España siga avanzando. "Va a defender su propia investidura", aseguran las fuentes consultadas.
El martes Sanchez será el único que suba a la tribuna de oradores del Congreso, por lo que la réplica de Rajoy y su duelo con el candidato socialista no se producirá hasta el miércoles. Fuentes del PP prevén un "duro" rifirrafe parlamentario, aunque no se espera que llegue al nivel de ataque que ambos mantuvieron en su debate televisivo antes de las elecciones cuando Sánchez espetó a Rajoy que debería haber dimitido hace dos años por no ser una persona "decente", una acusación que enojó visiblemente a Rajoy, que le devolvió el golpe tildándole de "ruin, mezquino y miserable".
POR PRIMERA VEZ SE QUIERE GOBERNAR SIN HABER GANADO
En su intervención, el jefe del Ejecutivo en funciones criticará que Sánchez pretenda gobernar España sin haber ganado las elecciones y con un grupo parlamentario que no llega a 100 diputados, algo que, según subrayará, no tiene precedentes en España.
Y como ha venido haciendo estos días pasará a enumerar las razones por las que va a votar 'no' a Sánchez, entre ellas, porque el PP ha ganado y el PSOE busca "derogar" las reformas que han sacado a España de la crisis, así como por "respeto" a los más de siete millones de votantes que han votado al Partido Popular.
Después del pacto que han firmado PSOE y Ciudadanos, recalcará que el PP no va a sumarse a un "contrato de adhesión" que han "cocinado" Albert Rivera y Pedro Sánchez después de que el líder socialista haya apostado desde el primer momento por "excluir" y "aislar" al partido que ha ganado las elecciones. Los 'populares' han estudiado bien ese documento y cifran en 50.000 millones su aplicación, según un argumentario interno recogido por Europa Press.
La segunda parte del discurso de Rajoy estará dedicada a presentar a los ciudadanos un programa de Gobierno. En esta parte defenderá su oferta de gobierno de coalición como la más "sensata y razonable" y pondrá como ejemplo lo que pasa en otros países europeos. Además, desgranará sus objetivos de legislatura y los cinco pactos de Estado que propone: por el crecimiento económico y empleo; un pacto para la reforma fiscal y de la financiación; un pacto social que ponga el foco en apoyar a los ciudadanos en situación de "mayor vulnerabilidad"; un pacto por la educación; y otro para el fortalecimiento institucional, con medidas de regeneración democrática y de lucha contra la corrupción.
LOS DARDOS NO SERÁN PARA RIVERA
A pesar del malestar que ha causado en las filas del PP que Rivera haya anunciado su voto a favor a Sánchez, Rajoy no prevé "en principio" centrar sus dardos en el líder de la formación naranja, unas críticas que en todo caso deja para los dirigentes 'populares'.
De hecho, el PP quiere abrir el diálogo con el partido naranja tras la investidura fallida de Pedro Sánchez, pero no sobre la base del documento que han pactado PSOE y C's. El propio Rivera dijo el viernes que si el Rey encarga a Rajoy que forme gobierno, Ciudadanos intentará buscar puntos en común con él.
Sin embargo, desde el Ejecutivo ya se da a entender que Mariano Rajoy no irá solo con Ciudadanos a una sesión de investidura porque son conscientes de que el PSOE es "imprescindible" para que el Partido Popular pueda gobernar.
RAJOY NO REHUIRÁ LA CORRUPCIÓN
Rajoy no aparcará la corrupción si el líder del PSOE le ataca con este asunto, algo que, dan por descontando en el PP que sucederá. Así, las fuentes consultadas aseguran que el presidente del Gobierno está dispuesto a entrar en el "cuerpo a cuerpo" y subrayar que su partido ha expulsado a todo aquel que ha cometido irregularidades y se ha probado.
Tras los casos de corrupción que se han conocido en Valencia y Madrid, el PP ha elaborado un documento interno con los casos de personas del PP que en su día fueron imputadas y luego absueltas o su causa archivada. Paralelamente, los 'populares' cuentan con un dossier relativo a los casos de corrupción que afectan al PSOE.