Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: "Sería un fraude ir a perder el debate de investidura"

Rajoy en la junta directiva andaluzaTwitter/PP

Mariano Rajoy ha presidido la Junta Directiva del PP  andaluz, en Córdoba. En el acto, el presidente en funciones ha dejado la pelota en el tejado el PSOE, ya que ha afirmado que el pacto del PP no es posible porque “Pedro Sánchez se ha negado a hablar”.

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, ha insistido en que los españoles han decidido en las urnas que las fueras constitucionales se pongan de acuerdo y ofrezcan una cuerdo. En este sentido, ha señalado que hay tres opciones: “ Una de moderación y consenso. La segunda la del radicalismo y la tercera, nuevas elecciones. Apostamos por la primera”.
El presidente en funciones ha subrayado que  su propuesta es “la más sensata” porque “permite hacer las reformas que necesita nuestro país y dar un mensaje de estabilidad y certidumbre”. "En la vida y en la política no vale todo", ha insistido."En España no se van a hacer disparates. En la vida y en política no vale todo", ha enfatizado. 
También ha reiterado que su propuesta de pacto no es posible porque “Pedro Sánchez se ha negado a hablar” y le ha recordado que "no está obligado a acordar" nada por el hecho de mantener conversaciones con ellos. 
Además, Rajoy ha afirmado que España necesita  un “presidente con dignidad y la dignidad es lo que menos debe perder un político”. Y ha añadido que “ni buscó, ni busca, ni buscará apoyos entre los que amenazan la unidad de España. Y ha calificado de "engaño" las promesas de impulsar un cambio constitucional, avisando de que el PP tiene mayoría absoluta en el Senado y es primera fuerza en el Congreso, por lo que la usará, en caso de no gobernar, para "garantizar que aquí no se van a hacer disparates".
Sobre su renuncia a presentarse al debate de investidura ha declarado que "sería un fraude y una falta de respeto a los millones de votantes del PP comparecer en la Cámara a perder el debate".