Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama reitera "su apoyo a los esfuerzos" del Gobierno de Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha mantenido una conversación telefónica de "más de media hora" con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la que han analizado la situación económica de España, de la Unión Europea y a nivel mundial, según informa Moncloa. Obama ha dado su apoyo a los "esfuerzos" emprendidos en materia económica por el Gobierno de Rajoy.

Según ha informado Moncloa en un comunicado, el jefe del Ejecutivo ha recibido la llamada del presidente Obama sobre a las 16.40 horas y han permanecido al teléfono "durante media hora", hablando sobre "diferentes cuestiones relativas a las relaciones bilaterales".
Fuentes gubernamentales han explicado que la semana pasada se acordó, a través de los gabinetes de los dos líderes, que ambos mantendrían una conversación telefónica estos días. Tras la rueda de prensa del pasado viernes, en la que el presidente hizo balance de sus siete primeros meses de gestión, Rajoy inició unos días de vacaciones en los que tenía previsto desplazarse a Pontevedra.
Han "contrastado la saituación de los mercados"
Obama y Rajoy han analizado la situación económica en España, en la Unión Europea, y a nivel mundial y han "contrastado la situación de los mercados". Según indica la nota, el jefe del Ejecutivo ha subrayado ante Obama "los esfuerzos" que están realizando "el Gobierno y los españoles para reducir el déficit público y desarrollar un programa ambicioso de reformas estructurales".
El presidente de EEUU, que aspira a ser reelegido en los comicios de noviembre, ha manifestado en varias ocasiones su preocupación por la crisis de deudas soberanas en la UE y, en particular, por el acoso de los mercados a las economías de España e Italia.
"Si una compañía quiebra en París o en Madrid, eso significa menos negocio en Pittsburgh o en Milwaukee", avisó Obama en la pasada cumbre del G-8, ilustrando así la repercusión que la crisis en la UE tiene en la economía estadounidense. El presidente norteamericano siempre ha defendido que Europa debe de dotarse de una estrategia de crecimiento con la que acompañar los ajustes en el gasto.
Obama ha reconocido los "difíciles retos" a los que se enfrenta España y ha "reiterado su apoyo a los esfuerzos de Rajoy" para resolver la actual situación, según un escueto comunicado de la Casa Blanca.
Siria, Sudán y La Nasa
En el repaso a la situación internacional, ambos dirigentes han abordado con "especial detenimiento" la situación en Siria y Sudán. Además, Rajoy ha felicitado a Obama por el éxito de la sonda espacial 'Curiosity', de la NASA, que ha descendido esta madrugada sobre la superficie de Marte y en cuyos dispositivos tecnológicos ha participado España con la estación medioambiental que medirá, entre otros parámetros, la temperatura del suelo, el aire, la presión y la radiación.
La última vez que Rajoy y Obama coincidieron físicamente fue en la Cumbre del G20 que tuvo lugar el pasado mes de junio en Los Cabos (México), semanas después de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN que tuvo lugar en Chicago. Tras la cumbre de la Alianza Atlántica, el presidente del Gobierno explicó en rueda de prensa que habían charlado sobre la situación del euro y también sobre la economía española.
Al término de la cumbre de Chicago, el presidente de Estados Unidos aprovechó una comparecencia ante los medios para pedir al Banco Central Europeo que comprase deuda de España e Italia y que impulsara una política monetaria activa que ayude a los países de la eurozona que han puesto en práctica "objetivos y políticas muy duros" para cumplir con la disciplina fiscal.
La primera vez que el presidente del Gobierno se vio con Obama fue en la Cumbre de Seguridad Nuclear que se celebró el pasado mes de marzo en Seúl. En ese primer encuentro, además de hablar sobre la situación económica, el presidente de Estados Unidos invitó Rajoy a visitar la Casa Blanca.