Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy niega "ataques" al euskera y aconseja al PNV no dejarse "manipular" por los "extremistas" de Bildu

Los nacionalistas vascos censuran los más de 500 recursos del Gobierno contra la exclusión del castellano en los ayuntamientos de Bildu
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado este martes que existan "ataques" o "agresiones" al euskera en el País Vasco y en el resto de España y ha aconsejado al PNV que no se deje "manipular" por los "extremistas" en asuntos lingüísticos, en referencia velada a Bildu. "No conviene dejarse manipular por los extremistas porque a los extremistas nadie les puede ganar a extremistas, sobre todo si no lo son", ha dicho.
Rajoy ha contestado así al portavoz del PNV en el Senado, Jokin Bildarratz, quien en la sesión de control al Ejecutivo ha cuestionado los más de 500 recursos judiciales que el delegado del Gobierno en Euskadi, Carlos Urquijo, ha presentado contra instituciones gobernadas por Bildu por la inclusión de criterios lingüísticos en la contratación pública y ha preguntado al presidente cuándo va a encomendarle la defensa del euskera, y no sólo del castellano.
El presidente del Gobierno ha salido en defensa de Urquijo, cuya función principal, según ha destacado, es "defender la legalidad" porque la ley es un conjunto de reglas que obligan a "todos" y eso es, según ha insistido, lo que ha hecho porque entiende que "algunas actuaciones de algunos ayuntamientos" de esa comunidad la están "violando".
ALGUIEN TIENE QUE PROTEGER LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS
Según ha recordado, el Estatuto de Autonomía del País Vasco señala que se ha de garantizar el uso del euskera y del castellano y que "nadie podrá ser discriminado por razón de lengua", algo que Rajoy ha dicho suscribir, y también ha puesto de relieve que la Ley Básica de normalización del uso del Euskera reconoce a los ciudadanos vascos el derecho a relacionarse en ambas lenguas oralmente y por escrito, lo que, ha denunciado, se está "incumpliendo" con las decisiones de "algunos" ayuntamientos.
Tras reiterar que eso es precisamente lo que está tratando de evitar el delegado en Euskadi, Rajoy ha querido dejar claro que "no hay ataques ni agresión, ni falta de respeto ni a las leyes ni al euskera", y ha apuntado que cuando los derechos de los ciudadanos se ven perjudicados "alguien tiene que protegerles". "No vea lo que no hay en la actuación del delegado", ha señalado.
De esta forma replicaba el jefe del Ejecutivo al portavoz de los nacionalistas vascos en la Cámara Alta, quien minutos antes había puesto como ejemplo la película 'Ocho apellidos vascos' para pedir a Rajoy que haga "gestos" para superar los "problemas" que, a su juicio, sufren aquellas comunidades con lengua propia, como Euskadi o Cataluña.
Según ha señalado, si se quiere convivir con otro colectivo, lo que hay que hacer es "atraer y hacer gestos" que posibiliten la relación porque la convivencia no se crea "por arte de magia". "Se construye día a día, no se golpea" como, a su juicio, ha hecho Carlos Urquijo con la presentación de más de 500 recursos contra instituciones vascas, relacionados en buena parte con el uso del euskera, y con los que pretende que los ayuntamientos no puedan utilizar el criterio de la lengua como elemento "positivador".
"¿LE PARECE NORMAL MÁS DE 500 RECURSOS?"
"¿Le parece normal más de 500 recursos?", ha planteado Bildarratz, antes de denunciar que Urquijo no actúe cuando son las instituciones estatales las que incumplen la legalidad respecto del euskera y de advertir de que la normalización de esta lengua no se va a conseguir llevando a los ayuntamientos a los tribunales porque sus resoluciones no van a satisfacer a "nadie".
En su dúplica, y tras remarcar que se ha de respetar lo que "pronto" resolverán los tribunales de justicia sobre esos recursos, guste o no lo que decidan, Rajoy ha insistido en que desea "el mismo trato" tanto para el euskera como para el castellano, que "nadie sea discriminado por razón de la lengua" y que cualquier persona, "hable la lengua que hable", pueda optar a los contratos de los ayuntamientos y que todos estén "en igualdad de condiciones". "Eso es lo que yo quiero y también es lo que quiere el delegado del Gobierno en el País Vasco", ha enfatizado.
Rajoy ha querido dejar claro que ni Urquijo ni el Gobierno cuestionan el euskera como lengua propia del País Vasco, ni tampoco a quienes lo hablan, y que no piden que se olviden de él en la enseñanza. Ahora bien, ha recalcado que pero exigen "exactamente lo mismo" para el castellano. "Es una postura sensata, razonable y equilibrada", ha apostillado.
"Usted sabe lo que está pasando. Sabe que hay ayuntamientos que están vulnerando la ley y que algunos han cambiado la normativa, conscientes de que están vulnerando la ley, y que la Comisión Europea está detrás de este asunto y que puede abrir un expediente informativo a España", ha dicho al senador del PNV antes de recomendar a su partido que no se deje "manipular" por los "extremistas" en temas lingüísticos.