Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy apoya al PP de Baleares, "un gran partido que siempre ha ganado las elecciones" en las islas

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, ha destacado este jueves que "en Baleares, el PP ha sido, es y seguirá siendo un gran partido que ha ganado siempre las elecciones, las autonómicas, las generales y las municipales, todas".
Esta muestra de apoyo al PP balear se produce tras unas semanas difíciles dentro de la organización regional. Tras la decisión del exalcalde de Palma Mateo Isern renunciando a repetir como cabeza de cartel será Teresa Palmer, delegada del gobierno en las islas, la 'número uno' del PP para los comicios de junio. Hasta 23 personas se presentaron como aspirantes a encabezar la lista del partido al Congreso.
Aunque la socialista Francina Armengol gobierna en Baleares gracias al apoyo de varios partidos, Rajoy ha subrayado que el PP "siempre" ha ganado las elecciones en las islas y va a seguir siendo "un gran partido".
Así se ha pronunciado en la clausura del 'Foro-Convención Malas prácticas de gobiernos extremistas, buenas prácticas de gobiernos populares' organizado por el PP en Palma de Mallorca. Minutos antes, el vicesecretario de Autonomías y Ayuntamientos del PP, Javier Arenas, había asegurado que salían de esas jornadas "hechos una piña".
LA ALTERNATIVA AL PP
En su discurso, Rajoy ha señalado que la "alternativa" al PP son gobiernos que "están pendientes del titular", que no asumen su responsabilidad y para los que "la culpa" la tiene otro, "normalmente un ente jurídico indeterminado llamado Madrid".
"¿Cuál es la alternativa a esos gobiernos que se necesitan? Lo hemos visto esta mañana: gobiernos débiles, gobiernos peleados entre ellos. Tenemos muchos ejemplos en España de gobiernos que, en consecuencia, están paralizados, que tardan tiempo inmemorial en aprobar los presupuestos cuando los aprueban, gobiernos que no pagan a los proveedores, que miran para atrás y que tiene una obsesión terrible de derogar todo aquello que han hecho los anteriores", ha enfatizado.