Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy reta al PSOE, Podemos y C's a pactar una coalición si no quieren al PP: "A ver si son capaces de hacerla"

Tras las críticas de Rivera, el presidente se reivindica subrayando que está "seguro" de sí mismo y cuenta con el respaldo del PP El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que la "única alternativa" a un Ejecutivo del PP es que haya una coalición entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos (C's) y duda de que sus rivales puedan ponerse de acuerdo. "A ver si son capaces de hacerla. Desde luego, si van a favor del interés general de España no lo van a hacer", les ha retado.
Tras las críticas de Rivera, el presidente se reivindica subrayando que está "seguro" de sí mismo y cuenta con el respaldo del PP
El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que la "única alternativa" a un Ejecutivo del PP es que haya una coalición entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos (C's) y duda de que sus rivales puedan ponerse de acuerdo. "A ver si son capaces de hacerla. Desde luego, si van a favor del interés general de España no lo van a hacer", les ha retado.
Así se ha pronunciado en un mitin en Pontevedra ante unos 700 simpatizantes y afiliados del PP que han acudido al Teatro Principal, un acto en el que también han intervenido el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente del partido en Pontevedra, Alfonso Rueda.
En su tierra natal, Mariano Rajoy ha señalado que si se repite el resultado electoral del 20 de diciembre, él pondrá encima de la mesa la misma oferta de coalición y, si no, que se deje gobernar a la lista más votada. A su juicio, ése es el planteamiento "más democrático" y "respetuoso" con la voluntad de los ciudadanos.
"AQUÍ FLORECEN TODA CLASE DE PERSONAJES"
Y tras las críticas de Albert Rivera -este mismo jueves dijo que C's no apoyaría ni se abstendría para que Rajoy sea presidente--, el jefe del Ejecutivo ha dicho que él está "seguro" de sí mismo, sabe lo que tiene que hacer, solo está a las órdenes de los españoles y cuenta con el "mejor y el mayor respaldo político" de España: el Partido Popular.
Es más, ha asegurado que ahora "florecen por doquier toda clase de personajes" que dan "lecciones por la mañana, por la tarde y por la noche", un mensaje velado al líder de Ciudadanos. "Pero este partido no es una pandilla ni un grupo de advenedizos sino que tiene 40 años de historia", ha enfatizado.
Además, Rajoy ha subrayado que no le mueve otra cosa que el interés general de los españoles y ha añadido que cuenta con un equipo de "primera categoría y de primera división", que es "bueno de verdad". "Yo digo a mis vecinos de Pontevedra que estoy bien, que estoy en forma y preparado para seguir llevando el timón de España durante los próximos cuatro años", ha proclamado, cosechando una prolongada ovación del auditorio, que le ha gritado 'presidente, presidente'.
EL PP "JUEGA A RESPETAR LA DEMOCRACIA"
Rajoy ha subrayado que el PP es un partido y no se ha creado en platós de televisión ni es un producto de marketing, aludiendo a Ciudadanos y Podemos, que, "con su impertinencia" generan "situaciones como las que se están viendo ahora en España" porque "algunos son incapaces de respetar lo que dice la gente, que es el principio democrático digno".
Así, ha recalcado que el PP "juega como siempre" a la "democracia" y a "respetar" la voluntad de las urnas. "Estamos preparados, conocemos lo que quiere España, sabemos cuáles son los objetivos y tenemos los medios y los instrumentos para llevarlos a cabo", ha enfatizado, para afear a sus rivales que prometan "arreglar el país en 48 horas".
UN PASEO POR LAS CALLES DE PONTEVEDRA
Previamente, el presidente del Gobierno en funciones ha repartido esta tarde propaganda electoral por el centro de las calles de Pontevedra, justo en la misma ciudad donde hace seis meses un joven de 17 años le propinó un puñetazo. En esta ocasión, su paseo electoral se ha visto interrumpido por sendas protestas, una contra la fusión de los ayuntamientos pontevendreses de Cerdedo y Cotobade y otra contra la prórroga a la factoría de Ence.
Rajoy también se ha hecho fotos y selfies con todo aquel que se lo ha solicitado y, en esta ocasión, no ha habido ningún incidente a diferencia de lo que ocurrió el 16 de diciembre -hace justo seis meses-- en la plaza de la Peregrina. Entonces, recibió un puñetazo y le rompieron las gafas. Él mismo ha bromeado al comienzo del mitin: "Ya he recuperado las gafas".
Antes de ese paseo -unas horas antes el socialista Pedro Sánchez también recaló en el centro de Pontevedra--, Rajoy visitó Santiago de Compostela, la ciudad en la que nació, para mantener un encuentro de aproximadamente una hora y media con diversas entidades sociales de Galicia. Él mismo en su cuenta de Twitter mostró su apoyo a las entidades del tercer sector. "Apoyo y diálogo", publicó.