Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy ve a Sánchez "capaz" de pactar con Podemos e independentistas pero insiste en defender la gran coalición

Lo hará pese a la "evidente" negativa de Sánchez con la esperanza de que en el futuro "la gente esté más dispuesta a escuchar"
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha admitido que ve al líder del PSOE, Pedro Sánchez, "capaz" de pactar con "ocho o nueve" partidos, incluido Podemos y formaciones independentistas, y, pese a la "negativa" evidente del secretario general socialista a su propuesta de una gran coalición PP-PSOE-Ciudadanos, ha dejado claro que piensa insistir para lograr ese acuerdo tripartito porque lo que conviene a España es un gobierno que le dé "seguridad y estabilidad".
En declaraciones en el Congreso, donde ha asistido para entregar su credencial de diputado electo por Madrid, Rajoy se ha pronunciado sobre la posibilidad de que Sánchez selle un acuerdo con Podemos y otros partidos para formar gobierno imitando el modelo portugués, donde gobierna la izquierda pese a que los conservadores fueron los más votados.
"Capaz le veo porque ha dicho que esa es su pretensión y ya lo ha hecho en otras instituciones públicas", ha reconocido el jefe del Ejecutivo interino, quien ha remarcado que, de lograrlo, "sería la primera vez en la historia de la democracia española que el partido que gana las elecciones no gobernara" y que eso no sería "lo mejor para España".
LOS NÚMEROS LO PERMITEN
Eso sí, tras reconocer que "los números" permitirían a Sánchez alcanzar esa gran coalición de izquierdas, Rajoy ha avisado de que en ese eventual pacto tendrían que participar "ocho o nueve partidos" entre los que hay quienes defienden el derecho de autodeterminación o son claramente independentistas y que esa opción no es "la más conveniente para España".
Por eso, se ha mostrado decidido a seguir planteando en todas las conversaciones que, ha reconocido, está teniendo estos días, la fórmula de un acuerdo con el PSOE y Ciudadanos. Y es que está convencido de que lo que necesita España en este momento es "estabilidad, seguridad y certidumbre" para "consolidar la recuperación económica y seguir la senda de crecimiento y creación de empleo".
UN "GRUPO FUERTE" DE 250 DIPUTADOS PARA LAS REFORMAS
"Hay muchas cosas que nos unen a muchos de los diputados que hemos sido elegidos, se podría hacer un grupo fuerte de 250 diputados que podría llevar adelante las reformas y que transmitiría dentro y fuera de España un mensaje de tranquilidad, seguridad y estabilidad", ha enfatizo el jefe del Ejecutivo en funciones.
Rajoy se ha quejado de que, hasta ahora, Sánchez no ha "querido escuchar" esta propuesta, pero ha subrayado que su intención es insistir y que así lo planteará en el debate de investidura. Después, ha señalado que la defenderá también antes, durante "el constante proceso de conversaciones" que está teniendo lugar estas semanas.
NO CIERRA LA PUERTA A NUEVAS REUNIONES
Aunque es partidario de que estas charlas continúen siendo "discretas", no ha cerrado la puerta a que pueda mantener nuevos encuentros públicos otros líderes políticos. "No hay unas reglas cerradas sobre las reuniones, eso ya veremos, lo importante es el fondo del asunto", ha remarcado.
El presidente ha hecho hincapié en que va a "luchar" para conseguir que su opción triunfe, aunque asume que "evidentemente hay gente que no ha querido ni hablar" de ella. "Pero espero que en el futuro la gente esté más dispuesta a escuchar, a dialogar y a contrastar pareceres. Voy a seguir defendiendo mi propuesta hasta que consiga llevarla a cabo en el supuesto de que lo logre", ha dicho.