Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy ve un "fraude" que Sánchez se presente ahora como primera fuerza y le insta a ir con C's si hay elecciones

Dice que llamará al líder del PSOE esta semana: "Si quiere venir con su socio de hecho, el señor Rivera, no se lo voy a impedir"
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que es "lisa y llanamente un fraude" que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se presente ahora como primera fuerza política, 130 escaños por la suma de los suyos y los de Ciudadanos, ya que, según ha dicho, eso sería así si hubieran ido juntos a las elecciones de diciembre. De hecho, les ha invitado a ir unidos si hay de nuevo comicios.
En una entrevista en la Cope, recogida por Europa Press, Rajoy ha recalcado que la gente "ha votado al PSOE o a Ciudadanos" en las urnas y ha subrayado que se presentaron con programas que eran "distintos" y "nada tenían que ver". Sin embargo, ha calificado de "verdaderamente notable" que el partido de Albert Rivera esté apoyando ahora "la memoria histórica, la revisión del concordato con la Santa Sede, la subida de impuestos, la supresión de bonificaciones a la Seguridad Social".
En este sentido, Rajoy ha afirmado que eso que ahora dice Sánchez "no es así" porque el PP es el partido que ganado los comicios. "Si el PSOE y Ciudadanos quieren ir juntos a las próximas elecciones están en su derecho, pero lo que no pueden decir es que han ido juntos a las elecciones que ya se han celebrado porque es lisamente mentira. Fueron, se confrontaron y con programas muy diferentes", ha aseverado.
"SÁNCHEZ LO INTENTÓ Y FRACASÓ"
El presidente del Gobierno en funciones ha indicado que el PSOE y Ciudadanos "ya han ido a la investidura y han perdido la votación". "Es un fracaso del candidato Sánchez y de los partidos que le han apoyado, que ha sido el PSOE y Ciudadanos", ha manifestado, para criticar que ahora se pretenda que el PP "promueva" que sea candidato el secretario general del PSOE cuando su objetivo es "derogar" lo que ha hecho su formación en la pasada legislatura.
"Pedir al PP que le diga a sus más de siete millones de votantes que sus votos se van a utilizar para hacer presidente al dirigente del PSOE que no ganó las elecciones, cuyo programa además es derogar la labor de cuatro años, eso es una broma", ha proclamado, para añadir que le "cuesta bastante más entender" a Rivera "salvo que su objetivo" sea presentarse con los socialistas a las próximas elecciones.
El jefe del Ejecutivo ha rechazado que él apueste ya por unas elecciones generales y ha asegurado que mantiene la misma posición que en diciembre: un gobierno "moderado" como el que hay en 15 países de la Unión Europea, entre los que ha citado Alemania o Austria. Según ha dicho, ese Ejecutivo podría hacer reformas "para mucho tiempo" y daría un buen mensaje "desde el punto de vista económico".
Rajoy ha señalado que Sánchez no quiso la opción que él planteaba y lo "intentó por su cuenta", pero "fracasó". "Y ahora estamos como el 20 de diciembre", ha dicho, para apuntar a unas nuevas elecciones generales en junio si no se opta por la propuesta del PP. "Yo voy a intentar que esta opción salga adelante", ha enfatizado.
El presidente del Gobierno ha señalado que las elecciones deben ser la "última solución" y ha dicho que "ojalá" no haya que convocarlas. Una vez que el PSOE ha sido "derrotado" en la investidura, ha pedido a Pedro Sánchez que "deje gobernar al más votado porque está generando una situación de bloqueo político en España".
A POR LOS VOTOS DE CIUDADANOS
Además, Rajoy ha avanzado que si se celebraran de nuevo elecciones trabajará para "recuperar" el voto del PP que se fue a Ciudadanos en los comicios de diciembre. Y ha dicho que lo que hay que preguntar es si esas personas "pensaban que su voto iba a ser utilizado en un determinado momento para hacer presidente al candidato del PSOE", "para volver a la memoria histórica" o para derogar la Ley de Educación, la Ley de Costas o derogar la reforma laboral.
Según ha indicado, Rivera y sus diputados "tienen perfecto derecho" a hacer lo que quieran, pero a lo que no tienen derecho es a decir al PP que le dé sus votos al PSOE. Además, ha calificado de "sorprendente" que el líder de Ciudadanos pidiese a Podemos la abstención para que fuera elegido el candidato socialista.
El jefe del Ejecutivo en funciones ha señalado que el PP ha tenido "muchos problemas con la corrupción" pero han subrayado que han dado "la batalla con contundencia", modificando "muchísima legislación" para ser más eficaces a la hora de castigar a los corruptos. Y ha dicho él está dispuesto a hacer más reformas entre todos para erradicarlo. "
Tras el duro 'rifirrafe' del viernes en la segunda votación de investidura, ha dicho que no es "bueno" incluir en el debate de investidura al Rey, que ha cumplido con su labor de una "manera ejemplar". Según ha explicado, Sánchez aludió a la corrupción institucional y la utilización de las instituciones en provecho propio y él le respondió asegurando que utilizar las instituciones "también era un acto de corrupción".
LLAMAR A SÁNCHEZ ESTA SEMANA
Rajoy ha adelantado que esta misma semana llamará por teléfono al líder del PSOE para tener con él una "conversación privada", aunque ha añadido que "si quiere venir con su socio de hecho, el señor (Albert) Rivera", él no lo va a "impedir".
"Que venga con quien quiera, pero creo que una conversación privada, a dos, sería lo mejor", ha dicho, insistiendo en su empeño de recabar el apoyo del PSOE para un gobierno de 'gran coalición'.
El presidente del Gobierno en funciones ha explicado que en esa conversación con Sánchez va a ver si puede "ofrecerle" lo que no pudo "ofrecerle" en diciembre porque el líder de los socialistas "no quiso" hablar con él ni con el PP.
SER CANDIDATO SI HAY ELECCIONES
Asimismo, Rajoy ha asegurado que nadie de su partido ni de las empresas del IBEX le han planteado que él no sea el candidato del PP si hay elecciones generales de nuevo. Además, ha rechazado la posibilidad de que él pueda dar un paso a un lado para que lidere otra persona del PP. "Es algo que no me planteo en este momento", ha enfatizado.
A renglón seguido, ha puesto en valor la labor que han realizado estos años cuatro años, de una "dureza tremenda" porque "no ha sido fácil gobernar". "Si después de eso, el Partido Popular con el candidato del PP, hemos sido la primera fuerza política, eso quiere decir que hay muchos españoles que han valorado lo que se ha hecho. Es verdad que hemos perdido muchos votos, pero hay muchos que lo han valorado", ha recalcado el jefe del Ejecutivo en funciones.