Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy se despide de Toledo entre una gran multitud y gritos de '¡Viva España!'

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha abandonado Toledo entre una gran multitud, enormes medidas de seguridad y a los gritos de 'Viva España', que han espetado algunos de las personas que se han congregado a la espalda del edificio de la Delegación del Gobierno, desde donde ha presenciado la procesión del Corpus.
La también secretaria general del PP y presidenta de esta formación en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y su marido, Ignacio López del Hierro, han acompañado al presidente del Gobierno hasta el vehículo.
Las enormes medidas de seguridad habilitadas por la presencia de Rajoy en el edificio de la Delegación del Gobierno de Toledo, situado en la céntrica Plaza de Zocodover, han despertado la curiosidad de muchos de los asistentes a la procesión del Corpus Christi.
Así las cosas, entre agentes de seguridad, flashes fotográficos, aplausos y gritos de '¡Arriba España!' el presidente en funciones del Gobierno ha abandonado Toledo sobre las 13.20 horas, tras asistir a su tradicional procesión del Corpus.
Previamente, a su llegada, Rajoy ha dicho que este jueves estaba "doblemente contento" por asistir a la procesión del Corpus de Toledo y por los datos que avalan el crecimiento de la economía española, publicados por el Instituto Nacional de Estadística.