Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy tanteará a Urkullu para ver si el PNV apoyaría las medidas económicas del PP

Íñigo Urkullu, presidente del PNV. EFE/Archivotelecinco.es
El líder del PP, Mariano Rajoy, tanteará mañana en su reunión con el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, el grado de apoyo que los nacionalistas vascos darían a sus medidas económicas y buscará saber hasta dónde llegará este partido en el rechazo al proyecto económico del Gobierno.
Fuentes del Partido Popular han señalado a Efe su "casi total convencimiento" de que el PNV, por su parte, pondrá encima de la mesa que en las próximas elecciones municipales se respeten las listas más votadas.
Las mismas fuentes inciden en que con este planteamiento el partido de Urkullu lo que pretende es "mantener su cuota de poder municipal y de poder foral".
Rajoy se remitirá a los cauces de la política vasca, toda vez que el PP, tanto en el ámbito nacional como en el vasco, no quiere debilitar el pacto para la gobernabilidad que ha firmado con el PSE en Euskadi para aupar a Patxi López a la Lehendakaritza.
Las fuentes populares consultadas por Efe también están seguras de que Urkullu, en su reunión de mañana con Rajoy, a una semana del debate sobre el estado de la nación, perseguirá calibrar si es beneficioso o no dar apoyo al grupo popular en el Congreso, especialmente en materia económica.
Aunque Rajoy intentará medir hasta dónde llegaría el PNV en su respaldo o rechazo a los Presupuestos Generales del Estado del año que viene, así como a otras iniciativas económicas, especialmente fiscales, las fuentes de la dirección nacional del PP han dejado claro que es muy poco probable que mañana se concreten ofertas de pactos puntuales o alianzas parlamentarias.
La de mañana será la primera reunión oficial entre ambos dirigentes y se celebrará en el despacho que Rajoy tiene en el Congreso de los Diputados.
En cualquier caso, tal y como sostienen las fuentes de la dirección nacional del Partido Popular, la entrevista de mañana obedece a un intento de las dos formaciones por "normalizar" las relaciones. Urkullu lo ratificó ayer.
La idea de que el presidente del EBB del PNV se viera con Rajoy comenzó a tomar fuerza tras la reunión que el propio Urkullu mantuvo con el líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti, a primeros del pasado mes.
Unos días después se hizo oficial que los dos se reunirían, pero no se supo cuándo ni dónde hasta ayer.
Con todo, han indicado fuentes del PP, la hipótesis de una reunión Rajoy-Urkullu no se fraguó en la entrevista de éste con Basagoiti, sino antes, ya que los dos mandatarios vascos habían planteado esa posibilidad, al principio como tanteo.
Para las fuentes de la dirección nacional del Partido Popular, lo más importante de la reunión de mañana es el interés de Rajoy por dar la imagen del partido que defendió en el congreso nacional de Valencia, en 2008: moderación y capacidad de negociar y llegar a acuerdos con cualquier fuerza política.