Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy afirma que algunos, "todavía pocos", ya notan la recuperación y pronostica que "pronto habrá muchos más"

Dice que ya le gustaría ver "cómo gobernaban todos esos partidos que dedican sus energías a criticar al PP y qué decisiones tomaban"
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este sábado que ya hay españoles que "notan la recuperación", que han encontrado trabajo o han visto mejorar su negocio, y que, aunque "todavía son pocos", pronto "habrá muchos más" porque España va "en la buena dirección".
"Sé que son pocos, son los primeros, pero pronto habrá más, muchos más que también lo noten. Quien no tiene trabajo puede hoy ya tener la esperanza de conseguirlo", ha asegurado durante su intervención en la clausura de la 21 Intermunicipal del PP.
Rajoy ha dedicado su intervención de clausura de esta Intermunicipal ha defender la gestión económica de su gobierno hasta lograr que el país salga de la recesión, ha dicho, pese a haberse encontrado un país en quiebra. En este punto, se ha preguntado qué habrían hecho en el Ejecutivo "todos esos partidos que dedican sus energías a criticar al PP".
"Ya me gustaría ver a mi cómo gobernaban todos esos y qué decisiones tomaban. De momento sólo sabemos lo que hicieron algunos y sabemos lo que hicimos nosotros: trabajar y mucho, aguantar sus críticas, apretar los dientes, ser perseverantes, tener coraje, determinación y personalidad y por eso podemos decir que las cosas empiezan a cambiar y para bien", ha defendido.
En este sentido, ha asegurado que España está "en la buena dirección y nadie lo duda, aunque parece que algunos les preocupa". "No hemos llegado a la meta, pero hemos dejado atrás el miedo, la desesperanza y la incertidumbre", ha apostillado.
Rajoy ha centrado su discurso en la economía --"tiempo habrá y probablemente pronto para hablar de otras cosas muy importantes"-- y ha vuelto a repasar la herencia recibida del Gobierno anterior, el déficit, la deuda, la destrucción de empleo, la caída de ingresos, la deuda exterior y la falta de credibilidad internacional, ha recitado.
Pero si "hace muy poco" España era el país de la UE qué más empleo destruía, el pasado mes de febrero comenzó a reducirse el número de parados. Para este año, ha recordado que el crecimiento económico se estima en torno al 1 por ciento y que incluso el Banco de España pronostica que llegará al 1,2%. "Ya veremos, pero va a haber crecimiento", ha subrayado. Mariano Rajoy ha destacado sin embargo que el dato más importante es el del descenso del paro registrado ya en febrero, "el cambio más importante".
"LA HISTORIA SE REPITE" CON EL PSOE
El presidente del Gobierno ha explicado que su objetivo para este año es "consolidar" la tendencia y ha defendido cómo se ha llegado hasta aquí. "Hemos tomado decisiones difíciles, pero sigue habiendo un sistema de pensiones público y a nadie se le han congelado las pensiones salvo con el PSOE", ha dicho.
El líder de los 'populares' ha subrayado que "la historia se repite: la izquierda crea el problema, nosotros empezamos a arreglarlo y entre tanto nos critican". "Es igual, vamos por el buen camino, hay que perseverar en ello y España saldrá definitivamente de la crisis", ha insistido.
Mariano Rajoy ha añadido que, junto a las pensiones, persiste también el sistema sanitario público y gratuito "y no se ha cerrado ningún hospital"; que se siguen pagando las prestaciones por desempleo y se mantiene la educación pública. "Se ha defendido el estado del bienestar. Que no vengan con historias quienes han llevado a este país a la ruina, no se las vamos a aceptar", ha proclamado.
El jefe del Ejecutivo ha advertido que el camino ha sido difícil y que "va a seguir siendo difícil" porque no se trata de mantener lo logrado "sino de mejorarlo". "Para eso no basta con tener buena voluntad, hay que hacer políticas, tener personalidad y sobre todo cumplir con tu deber aunque te cueste muchos disgustos y mucho deterioro ante mucha gente".
RESPALDO AL PP VALENCIANO
Mariano Rajoy ha dedicado la parte inicial de su discurso a respaldar al PP valenciano. La de hoy es la primera visita del presidente del Gobierno a la Comunidad desde junio del año pasado y la celebración de esta Intermunicipal en Valencia era un respaldo al partido en esta autonomía, tradicional granero de votos 'populares' donde las encuestas dan una tendencia a la baja.
"No hay un solo lugar de la Comunidad Valenciana donde no haya alguien enarbolando la bandera del PP. Y lo más importante: eso va a seguir siendo así en el futuro. Sé que habéis pasado por momentos difíciles, como todos, como todos los españoles, pero al igual que todos estáis superando esos momentos difíciles y tened la total y absoluta y certeza y seguridad de que pronto volverán los tiempos mejores", les ha dicho Rajoy a los suyos.
El líder de los 'populares' no se ha ahorrado elogios hacia la alcaldesa de valencia en primer lugar, a Rita Barberá, "una de las mejores alcaldesas-alcaldes que ha visto la democracia española desde 1977". A continuación, ha destacado el trabajo del presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, quien asumió esta responsabilidad "en el peor momento de la crisis". "Yo sé qué es gobernar como él ha tenido que hacerlo porque yo también llegué al Gobierno en 2011", ha admitido.
Mariano Rajoy ha dicho que también en la Comunidad Valenciana se empiezan a registrar los primeros datos de la recuperación y de la bajada de paro y que la región, ha vaticinado, "va a ser la punta de lanza de la recuperación de la economía española". "La locomotora de la que tú hablabas", le ha dicho a Fabra. "Una comunidad con identidad propia, con cultura propia y con un proyecto político propio", ha dicho.
No ha respondido Rajoy a la apelación que le había lanzado el presidente valenciano, que había intervenido antes que él y le había reclamado un sistema de financiación autonómica justo con la Comunidad. "Habrá tiempo de resolver antiguos e importantes problemas", le ha dicho Rajoy, que ha recordado a continuación que ni él ni Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y presente en el acto de hoy, apoyaron el actual sistema.