Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy arenga a los suyos para aguantar la "difícil" situación tras el encargo del Rey a Sánchez

Avisa de que un Gobierno apoyado por "radicales" e independentistas sería un "lastre" y una "amenaza cierta" para la recuperación
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha arengado este jueves a sus diputados para que aguanten la "difícil" situación después de que el Rey haya encargado al socialista Pedro Sánchez que intente formar Gobierno. "El PP ha pasado por situaciones complejas, ha pasado bien y os aseguro que en esta ocasión también va a pasar bien", ha proclamado.
Así se ha pronunciado en la reunión del Grupo Popular en el Congreso, coincidiendo con la constitución de las comisiones de la XI Legislatura y en un momento en que empieza a cundir el desánimo en las filas del PP ante la posibilidad de que Sánchez sea finalmente investido presidente del Gobierno.
En ese discurso, Rajoy ha sacado pecho ante el hecho de que el CIS siga situando al PP como primera fuerza. Según la encuesta, el PP ganaría las elecciones (28,8% de los votos), un resultado casi idéntico al de las generales de diciembre, mientras que el PSOE caería 1,5 puntos y se quedaría con un apoyo del 20,5%, lo que haría que Podemos y sus confluencias quedaran por delante de los socialistas. Por su parte, Ciudadanos bajaría ligeramente, del 13,3% al 13,2% de los votos.
"Somos, como dijeron los españoles en el mes de diciembre, la primera fuerza política en España. Tenemos más apoyos y más confianza que ninguna otra fuerza política y quiero decir a los españoles y por supuesto a vosotros, que vamos a gestionar ese apoyo y esa confianza como hasta ahora, con responsabilidad y con coherencia", ha dicho a sus parlamentarios.
EL PP TIENE UN DISCURSO "CLARO"
Tras defender de nuevo un pacto entre PP, PSOE y C's, ha subrayado que el partido cuenta con una posición y un discurso político "claro". Según ha añadido, el discurso del PP es "democrático", es el que "más respeta la voluntad de la gente" y el que "responde al sentido común y a los intereses generales de los españoles".
Por eso, ha dicho que van a seguir actuando "con coherencia". "Es probable que veamos cosas y pasemos por situaciones difíciles en las próximas fechas, pero éste es un partido que tiene historia, que siempre se ha gobernado a sí mismo, ha pasado por situaciones complejas, ha pasado bien y os aseguro que en esta ocasión también va a pasar bien", ha exclamado, un mensaje en clave interna cuando hay cierto desánimo en las filas populares ante la posibilidad de que pasen a la oposición.
Rajoy ha señalado que el Gobierno de Sánchez "va a necesitar" a Podemos, IU y el apoyo de los partidos independentistas, "sea con su voto positivo, la abstención o una ausencia", y ha recalcado que ese respaldo no será "gratis". A su entender, sería un Gobierno "hipotecado", un "lastre" y "una amenaza cierta" para la recuperación económica.
A renglón seguido, ha recalcado que el PP votará 'no' a la investidura de Pedro Sánchez, tanto si viene apoyo por Podemos y partidos independentistas como viene apoyado por los diputados de Ciudadanos. Ante esta última posibilidad, ha subrayado que "tampoco con 130 escaños se puede gobernar".
Rajoy ha explicado que el PP no se abstendrá si PSOE y Ciudadanos llegan a un acuerdo porque son el partido que ha "ganado" y no tienen vocación de "bisagristas". "Y el PP ha sido capaz de presentar una salida a la situación, con la coalición que hemos planteado, que es la más razonable para España y respeta la voluntad mayoritaria de los ciudadanos", ha abundado.
Según Rajoy, la posición de Sánchez "nada tiene que ver con el interés general de España" porque "no se puede gobernar con radicales ni con independentistas ni con 90 escaños". "Es simplemente imposible", ha afirmado, para agregar que el PP seguirá apostando por la "moderación, la sensatez y la cordura" y no por el "radicalismo, la desmesura o la generación de incertidumbre".
Rajoy ha asegurado que Sánchez no ha querido sentarse a dialogar con él y ha explicado a los suyos que por eso el pasado 22 de enero tuvo que decirle al Rey que "no estaba en condiciones" de acudir a la investidura porque en ese momento "no tenía los apoyos". "Y es absurdo ir a una sesión de investidura sabiendo que uno no puede ser investido", ha aseverado, para añadir que también le dijo a Felipe VI que seguiría trabajando.
"NOS HEMOS CONVERTIDO EN UN INTERROGANTE"
El presidente del Gobierno en funciones ha indicado que la economía española "va bien" y ha detallado una serie de datos para corroborar su afirmación. Aunque ha señalado que los pronósticos de futuro "son buenos", ha indicado que España se ha convertido "de nuevo en un interrogante".
Así, ha afirmado que en este momento hay "decisiones económicas, iniciativas empresariales e inversiones que se vuelven cautelosas" y están pendientes del Gobierno que se forme, ya que hay decisiones económicas que son "incompatibles con cualquier tipo de aventura política". Y ha aprovechado para destacar lo que pasa en Grecia, donde se han visto "obligados" a bajar de nuevo las pensiones.