Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy asegura que no cambiará su campaña en Cataluña por los hostigamientos

Ve con preocupación que haya gente "tomando la calle impunemente" y pide una reflexión
El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la Moncloa, Mariano Rajoy, ha asegurado que no va a cambiar las visitas que tiene previstas a ciudades catalanas previstas en la campaña electoral por los hostigamientos que se están viviendo en las calles en los últimos días.
"No nos van a echar de las calles unos cafres ni unos bárbaros", ha sentenciado en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press. En este sentido, ha recordado que tiene previsto viajar hasta Lleida este fin de semana y a Barcelona la próxima semana.
Tras subrayar que le parece "preocupante" que haya "gente tomando la calle impunemente", ha pedido una "reflexión desde todos los puntos de vista" para analizar y resolver la "situación" en Cataluña. Así, ha calificado de "espectáculos" episodios como los desalojos del llamado 'Banc Expropiat' de Barcelona o los ataques "a fuerzas políticas" como las sufridas por la número 3 del PP al Congreso por Barcelona, Alicia Sánchez-Camacho, el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal.
También ha lamentado la agresión a dos aficionadas de la Selección española cuando repartían información sobre la instalación de dos pantallas gigantes para ver los partidos del equipo español en la Eurocopa. De hecho, ha recordado que les escribió un mensaje de "solidaridad" por la red social Twitter porque era "la única forma de llegar a ellas". Estos ataques "son impropios de un país democrático y civilizado como es España", ha remachado.
VA "MUY TRANQUILO" A PONTEVEDRA
Esta noche, Rajoy estará en su ciudad, Pontevedra, cuyo Ayuntamiento le declaró persona 'non grata' en febrero de este año y donde la pasada campaña un joven le dio un puñetazo durante un paseo. Al respecto, Rajoy ha dicho que está "muy tranquilo" al volver allí por que, aunque el acontecimiento fue "doblemente desagradable" por ser provocado por "una persona que perdió el juicio en aquel momento" y por tener lugar en "su ciudad", fue "una excepción a la regla general de que la gente se comporta normalmente de manera educada y civilizada".
Sin embargo, sí ha recalcado que la decisión del ayuntamiento es un "disparate" y una "injusticia" que "no sirve para nada". Aun así, ha pedido que "rectifique" y le quite ese "título" que no "tiene ninguna gracia".