Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy defiende el bipartidismo como el mejor modelo y se compromete a esforzarse para recuperar los votos perdidos

Evita pronunciarse sobre si se presentará a las próximas elecciones generales y sobre el cambio generacional en la política y la Corona
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este viernes el bipartidismo como el "modelo" que aporta "estabilidad y certidumbre" a un país, de modo que se ha comprometido a "hacer un esfuerzo" para recuperar la confianza de los votantes que el PP perdió en las pasadas elecciones europeas.
En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en la que ha hecho un balance de la situación general de España, Rajoy ha reconocido que los resultados de los comicios del 25 de mayo fueron "distintos a los habituales" en toda Europa, aunque en nuestro país, ha recordado, PP y PSOE continuaron siendo primera y segunda fuerza política, respectivamente.
El presidente considera que "un modelo parecido al español", en el que dos grandes partidos se alternan en el poder, es "bueno para España" y, de hecho, es "el modelo que existe en los países con mayor nivel de bienestar", entre los que ha citado a Estados Unidos, Reino Unido, Alemania o Francia. "Eso es lo que da estabilidad y certidumbre", ha comentado.
"LO TENGO EN CUENTA"
Ahora bien, Rajoy ha admitido que PP y PSOE "han perdido muchos votos" desde las últimas elecciones generales y que esto es algo que ambas formaciones deben "tener en cuenta". "Yo lo tengo en cuenta", ha asegurado, por lo que ha dicho que su partido ha de hacer "un esfuerzo para recuperar la confianza de muchas personas".
Aunque ha dicho respetar "profundamente" las opciones políticas que eligieron los españoles en las elecciones europeas, en las que irrumpieron en el panorama político formaciones totalmente nuevas como Podemos, sobre lo que ha declinado hacer "juicios de valor", el presidente ha afirmado que su intención es que la opinión de los votantes cambie. "Me voy a dedicar a ello intensamente porque creo que es lo mejor para el conjunto de la nación española", ha subrayado.
A la pregunta de si se va a presentar a las próximas elecciones generales y qué le parece el cambio generacional que se está produciendo en la política española, con la llegada de nuevos líderes como el socialista Pedro Sánchez, de 42 años, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, de 34, pero también en sus instituciones, con un nuevo Rey que tiene 46 años, Rajoy ha evitado responder y se ha limitado a recordar que fue elegido presidente del Gobierno porque le "votaron los españoles".
UNA "RELACIÓN CORRECTA" CON EL PSOE ES "POSITIVO"
El jefe del Ejecutivo también ha sido preguntado en la rueda de prensa por la relación que espera tener con el PSOE ahora que ha sido elegida una nueva dirección. En este sentido, Rajoy ha señalado que "lo razonable y lo sensato es que haya una relación correcta" con el líder socialista, Pedro Sánchez, la misma que mantuvo con el anterior secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, porque es "positivo".
El presidente ha enumerado los temas en los que considera "imprescindible" que haya acuerdo entre el Gobierno y el principal partido de la oposición, como pueden ser "el modelo de Estado", sobre el que ha dicho que no tiene "ninguna duda de que será así", o el desafío soberanista en Cataluña, sobre lo que ha mostrado su satisfacción acerca de el rechazo de Sánchez a la consulta que quiere convocar la Generalitat.
Rajoy también ve "importante" que haya un "entendimiento" con los socialistas en los asuntos europeos, ya que en el seno de la UE se adoptan temas que afectan a España, así como en la política exterior y de defensa, sobre todo teniendo en cuenta la situación actual en países como Libia o Ucrania, entre otros.