Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy promete "concordia" si gobierna y se marca el reto de intentar "devolver la felicidad" a los españoles

Garantiza un Ejecutivo "firme" frente a las actuales políticas económicas "saltimbanquis"
El jefe de filas del PP y candidato de la formación a La Moncloa, Mariano Rajoy, ha prometido apostar por la "concordia" si vence en las urnas el próximo 20 de noviembre y se ha marcado el reto de intentar "devolver la felicidad" a la sociedad española, tal y como le pidió una simpatizante a la entrada de la comida-mitin en la que ha participado en A Coruña.
"Cuando entré aquí una mujer me dijo: 'Mariano, devuélvenos la felicidad", ha apuntado el líder popular ante los más de 5.000 asistentes que abarrotaron el recinto de ExpoCoruña este sábado --en un acto en el que también ha intervenido el líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, entre otros dirigentes populares-- para marcarse un reto: "Yo haré todo lo posible para hacerlo, para generar las condiciones de que en España haya más empleo".
El acto, en el que Rajoy no ha avanzado ninguna nueva medida del programa electoral que presentará este lunes, ha tenido como 'leitmotiv' la problemática del desempleo y "afrontar por difícil que sea el gran reto que supone la crisis económica". En su transcurso, el jefe de filas del PP ha abogado por un gobierno que "escuche y dialogue, y no sea crea en la posesión absoluta de la razón".
"El eslogan de unos es peléate --en alusión al PSOE--, el nuestro no, el nuestro es súmate, súmate al cambio", ha sentenciado Rajoy en su intervención en ExpoCoruña, después de tardar varios minutos en conseguir atravesar el recinto para llegar a la tribuna de oradores debido al número de simpatizantes populares que se han acercado a saludar al político gallego.
Y es que, a su entender, el futuro Ejecutivo debe mantener una política "firme", en contraposición al actual Gobierno central "saltimbanqui" cuyas políticas económicas "cambian de criterio todos los días". Todo ello, con el fin de "dar batalla" para "sacar a España" de la crisis.
AUSTERIDAD
Una de las cuestiones a las que ha dedicado especial atención Rajoy durante su discurso --ovacionado por el público en numerosas ocasiones-- ha sido el de una apuesta decidida por la austeridad dado que "parece que hay algunos a los que no les gusta". "A mí sí", ha contrapuesto el dirigente popular.
En concreto, ha advertido que "nadie puede vivir por encima de sus necesidades", en donde ha incluido a las diversas administraciones, en lo que ha ligado con la necesidad, de un gobierno "responsable" y "muy fuerte".
En esta línea, ha recriminado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero --aunque sin citar expresamente en ningún momento al presidente-- que "el mayor enemigo" para la política económica "es aquel que no es capaz de gestionar la economía", a la vez que le ha reprochado ser "incapaz" de "marcar el rumbo" en este sentido.
Por ello, ha incidido en la necesidad de un gobierno de "gente seria que sepa de lo que habla", y que "batalle aquí y fuera", el cual "sepa que existe Bruselas" y "defienda los derechos de los españoles", según ha puesto como ejemplo, como en su momento hizo, a su parecer, "Loyola de Palacio y Miguel Arias".
Por ello, ha cargado contra el Ejecutivo socialista por ser el que "más recortes ha hecho en la historia de la democracia", el cual "también por primera vez en la historia ha congelado las pensiones".
COMIDA MITIN
Previamente a la intervención del presidente del Partido Popular, han hablado el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira; y el número uno del PP al Congreso por A Coruña, Antonio Erias, quienes se han dirigido a Rajoy como el "próximo presidente de España"; mientras que el líder de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, también ha compartido esta afirmación mediante un apoyo incondicional, aunque se ha mostrado precavido para apuntar que: "Nada está ganado para el PP y nada está perdido para España".
Y es que Rajoy también ha alabado la figura de Núñez Feijóo para destacar que "es un puntal decisivo para la campaña", y su "aval" y el "de la Xunta enorgullece a todos".
Todo ello, en un mitin en el que los asistentes han degustado un menú --por un precio de 17 euros-- que ha contado con empanada, mejillones y 'carne ao caldeiro', y en donde Rajoy ha dicho que este acto demuestra la "fuerza y capacidad de convocatoria" de los populares, el cual le hace "ser más optimista que nunca".