Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que tiene un plan para frenar la consulta soberanista en Cataluña

Entrevista a Mariano RajoyEFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que tiene un plan para frenar la consulta en Cataluña y ha añadido que mientras él sea jefe del Ejecutivo no habrá independencia "de ningún territorio español". También se ha referido a otras cuestiones como el desempleo del que se ha mostrado confiado que 632.000 españoles salgan de las listas del paro en los dos próximos años; la imputación de la infanta Cristina de la que ha dicho estar "convencido de su inocencia"; sobre ETA de la que asegura que su responsabilidad es ir a por ella; o del aborto del que está "dispuesto a hablar" siempre que sea dentro de los límites de establecidos por la doctrina del Tribunal Constitucional.

En una entrevista en una cadena de televisión nacional, Rajoy ha señalado que trabajará para que haya crecimiento económico y empleo en Cataluña, para incrementar "los lazos" que siempre han unido a los catalanes con el conjunto de españoles y para que se cumpla la Constitución y las leyes. "Ése es mi plan para Cataluña", ha enfatizado.
Al ser preguntado si se podría suspender la autonomía de Cataluña si sigue adelante con el proceso soberanista o asumir competencias de esta comunidad, el presidente del Gobierno ha pedido "no adelantar acontecimientos" y ha reiterado que como presidente "cumplirá y hará cumplir la ley".
"El Estado está preparado para cualquier escenario"
Eso sí, Rajoy ha reconocido que el Estado está "preparado para cualquier escenario que se pueda producir". "Pero no debemos adelantar acontecimientos porque tiene muy poca utilizada", ha reiterado.
Dicho esto, ha insistido en que la consulta no tendrá lugar. "El referéndum no se va a celebrar y mientras yo sea presidente del Gobierno de España no habrá independencia de ningún territorio español", ha proclamado.
Preguntado de nuevo qué pasos contempla el Gobierno ante ese proceso soberanista, el jefe del Ejecutivo ha rehusado otra vez entrar en detalles alegando que el presidente "tiene que tomar sus decisiones" cuando se produzcan los acontecimientos de que se trate. "Si le digo lo que voy a hacer no podría ni tomar ni rectificar una decisión", ha manifestado.
A renglón seguido, ha señalado que quería trasladar un mensaje de "tranquilidad y seguridad" a todos los ciudadanos y ha recalcado que no habrá "independencia" en Cataluña ni habrá consulta "para poner en tela de juicio la soberanía del pueblo español" mientras él sea presidente de España.
"No me ha llamado" Artur Mas
En cuanto a si cree que la oferta de diálogo que lanza Artur Mas es sincera o una trampa, Rajoy ha asegurado que el presidente de la Generalitat ha tomado decisiones "unilateralmente" sobre la soberanía nacional porque "así le ha parecido oportuno". "Ni Mas ni yo ni ningún partido podemos tomar esas decisiones porque corresponden única y exclusivamente al conjunto del pueblo español", ha agregado.
El jefe del Ejecutivo ha señalado que "siempre" que Artur Mas le ha pedido que ambos se vean, lo ha visto, y ha agregado que cuando le ha llamado, también ha "atendido su llamada". Sin embargo, ha reconocido que no le ha llamado desde la última conversación que mantuvieron. "Yo no le voy a llamar", ha apostillado después.
Acuerdo con el PSOE frente al proceso soberanista
Asimismo, el presidente del Gobierno ha puesto en valor que Gobierno y el Partido Socialista se hayan puesto de acuerdo ante el "intento de liquidar la soberanía nacional". "Y eso es muy importante", ha aseverado.
Finalmente, ha indicado que el cambio de la Constitución de "verdad" es el que se está "produciendo en Europa". "Ahora se toman en Europa muchísimas decisiones que antes se tomaban en España", ha agregado.
Menos paro al finalizar la legislatura
La economía ha sido el segundo gran tema al que ha tenido que hacer frente el Presidente. Rajoy ha expresado su confianza en que 632.000 españoles abandonarán las listas del paro en los dos próximos años para acabar la legislatura con menos desempleados de los que se encontró al comienzo de la misma.
"Estoy convencido de que lo podemos conseguir", ha manifestado Rajoy al inicio de la entrevista. Posteriormente, al abundar sobre el tema, el presidente ha preferido no ceñirse a cifras concretas y ha señalado que quedan dos años de legislatura que serán de "crecimiento sostenido" y en los que se creará empleo.
Rajoy ha recordado que a 31 de diciembre de 2013 había 147.000 parados menos que a cierre de 2012, y ha puesto en valor que con crecimiento negativo de la economía se haya empezado a crear algo de empleo gracias a la reforma laboral, que, a su juicio, "ha salido muy bien" y que ha sido evaluada favorablemente por la OCDE.
"Por primera vez desde 2007 se ha invertido la tendencia. Eso me anima y me da mucha determinación para el futuro", ha subrayado Rajoy, quien ha destacado que se haya logrado mejorar los índices de paro y la situación de la Seguridad Social. Preguntado por los datos que arrojará la Encuesta de Población Activa (EPA) que se conocerá el próximo jueves, ha mostrado su esperanza en que "vaya muy bien".
En el plano macroeconómico, el jefe del Ejecutivo ha señalado que los datos de crecimiento económico (0,3% en el cuarto trimestre de 2013) y de paro, sin ser satisfactorios, sí "mueven a la esperanza", lo que hace que el Gobierno sea optimista de cara al presente ejercicio. "Lo peor ya ha pasado, aunque queda mucho por hacer. Soy consciente de los sacrificios y esfuerzos que ha hecho la sociedad española, cuyo comportamiento ha sido ejemplar, y pronto podrán comprobar que todo valía la pena y se verán los resultados", ha subrayado.
IRPF, entrará en vigos en 2015
Rajoy ha anunciado que las reformas más importantes que tiene el Gobierno este ejercicio son la impositiva y la del modelo de financiación autonómica. Respecto a la primera, ha afirmado que se aprobará este año para que entre en vigor el próximo. Tras eludir dar detalles concretos de la misma, ha indicado que el Ejecutivo espera que el grupo de expertos al que se ha encargado el análisis de la futura reforma presente sus conclusiones en febrero, de modo que en marzo o en abril ya esté en Cortes.
Preguntado si está previsto exigir más sacrificios a los españoles, Rajoy ha afirmado que no tiene previsto más ajustes que los presupuestados, porque a partir de ahora habrá crecimiento económico y creación de empleo, lo que propiciará una mejora de los ingresos. Ha recordado que el Gobierno español tuvo que aprobar en 2012 unas medidas "difíciles y dolorosas" para superar "el caos y la situación próxima a la quiebra del país", pero ya no se prevén ajustes tan duros.
Como ejemplo de que los problemas han afectado a otros países de la UE, ha señalado que el presidente francés, Francois Hollande, anunció hace una semana un ajuste de 65.000 millones para reducir el déficit público.
Según ha avanzado, 2014 será para España el año del inicio del crecimiento y la creación de empleo, y 2015 el de la consolidación de esa tendencia.
La "inocencia" de la infanta Cristina
Mariano Rajoy, ha asegurado que las cosas "irán bien" a la Infanta Cristina, citada a declarar el próximo 8 de febrero por el 'caso Noos'. De hecho, se ha mostrado convencido de su "inocencia" y ha rechazado que tenga que renunciar a sus derechos para aliviar la presión sobre la Corona.
El jefe del Ejecutivo ha señalado que, "de momento", lo único que ha ocurrido es que se ha citado a declarar a la Infanta y "no se la ha condenado por nada". "Estoy convencido de su inocencia", ha proclamado.
Al ser preguntado cómo está el Rey ante esta imputación, Rajoy ha señalado que Don Juan Carlos es "una persona" y que, por lo tanto, las cosas que le pasan a sus hijos "le duelen" lo mismo que a cualquier padre.
No cambiará de política penitenciara respecto a ETA
Rajoy se ha referido también a la lucha antiterrorista y ha asegurado que su responsabilidad es "ir a por ETA" mientras que ésta siga siendo una organización terrorista y que, por ello mismo, no ve "ninguna razón" para cambiar la política penitenciaria.
Ha defendido que la política antiterrorista de su Gobierno es la misma que la que defendió con anterioridad como ministro del Interior. "ETA es una organización terrorista y, mientras siga siéndolo, mi responsabilidad es ir a por esa organización terrorista", ha alegado.
Rajoy ha dicho que no quiere entrar en "polémicas" al ser preguntado por las críticas vertidas desde sectores del PP y desde algunas asociaciones de víctimas. Según él, el Gobierno ha cumplido la ley, incluyendo la política penitenciaria.
En este sentido, ha rechazado modificar la política penitenciaria después del último comunicado de los presos de ETA y ha recordado que éstos ya saben lo que tienen que hacer para acogerse a beneficios penitenciarios de acuerdo a la ley.
Rajoy ha reiterado que no pudo hacer nada más para frenar la derogación de la doctrina Parot por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El jefe del Ejecutivo ha expuesto que no pudo hacer otra cosa que "acatar y respetar" esa decisión, a pesar de que no le gustó. Además, ha pedido respeto para los jueces españoles que llevaron a cabo las excarcelaciones.
"Hablar" sobre el aborto
Sobre la reforma de la Ley del Aborto defendida por su Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, Mariano Rajoy se ha mostrado "dispuesto a hablar" en aras de alcanzar un consenso siempre y cuando no se excedan los límites establecidos por la doctrina del Tribunal Constitucional.
"Estamos dispuestos a hablar dentro de los límites establecidos por el Tribunal Constitucional", ha señalado, tras afirmar que su intención es "dentro de lo que ha sido la jurisprudencia constitucional, llegar al máximo acuerdo posible con aquellos que quieran construirlo".
Rajoy contestaba así sobre la posibilidad de que el Gobierno aceptase incorporar a la reforma proyectada el supuesto de malformación fetal entre los despenalizados para abortar, como hacía la legislación vigente en España de 1985 a 2010.
"Yo estoy dispuesto a hablar, lo que no estoy dispuesto es a adelantar acontecimientos ni a plantear cuáles son mis posiciones (...) No voy a adelantar las posiciones porque si digo que estoy dispuesto a hablar pero que si no se hace esto no hablo, no vamos a ninguna parte", ha zanjado.
No pide perdón por el 'caso Bárcenas'
Rajoy ha asegurado que el 'caso Bárcenas' fue un "error", pero ha rechazado pedir perdón por este asunto alegando que los dirigentes del PP se ocupaban de "los temas de la política" y no de "otras cosas".
Al ser preguntado si le ha vuelto a escribir Bárcenas nuevos sms tras los conocidos el pasado verano, Rajoy ha dicho que "no" le ha "vuelto a escribir" y ha confirmado que ha roto con el extesorero y exgerente de su partido.
En cuanto a si estaría dispuesto a pedir perdón, aparte de recocer el error por este caso, ha señalado que ya explicó este asunto en agosto en el Parlamento. "He explicado que nos hemos equivocado. No tengo ningún inconveniente en decir que hemos cometido un error y que no debemos cometer errores, ha señalado.
Es más, el jefe del Ejecutivo ha recordado que "esa persona" llevaba 25 o 30 años en el PP y ha agregado que los "dirigentes" de la formación se ocupaban de los "temas de la política" y no de "otras cosas".
Pide un esfuerzo a "todos" contra la corrupción
El jefe del Ejecutivo ha calificado de "lamentable" los casos de corrupción que se han conocido en estos meses, después de que la entrevistadora le citaran asuntos como el 'caso Bárcenas', el de los ERE en Andalucía, el 'caso Urdangarín' o la investigación a UGT.
"Todos tenemos que hacer un gran esfuerzo para que estas cosas no se vuelvan a producir", ha enfatizado, para añadir después que él ha conocido a muchos políticos y la "gran mayoría" son personas que, aunque se pueden equivocar, trabajan "mucho" y "cumplen con su función".
Tras insistir en que los casos de corrupción que se están produciendo "no se deben repetir nunca", ha señalado que su Gobierno ya ha realizado reformas legislativas para evitarlo, como la Ley de Transparencia, que ha calificado como "la más avanzada de la UE".
Igualmente, ha indicado que en febrero llegará al Parlamento el proyecto de ley de control económico-financiero de los partidos y la Ley que regula las funciones del cargo público en la Administración General del Estado.
Además, ha recordado que llevarán a cabo una reforma del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que estos casos se enjuicien "a la mayor celeridad posible". "Ahí intentaremos buscar un consenso. Creo que lo podemos conseguir", ha dicho, para añadir que todos deben ser "muy contundentes" para que no haya "ninguna duda y se recupere la confianza" en las personas que asumen responsabilidades políticas.
Nadie ha pedido la dimisión del alcalde de Burgos
Rajoy también se ha referido a los recientes sucesos de Burgos. Para el Presidente, la decisión del alcalde burgalés, Javier Lacalle, de parar la construcción del bulevar en el barrio de Gamonal tras "analizar" la opinión de la gente es "respetable" y ha asegurado que nadie de su partido "ha pedido la dimisión" del regidor.
El presidente ha valorado el rechazo de parte de la ciudadanía a las obras en Gamonal y se ha referido, de forma general, a las protestas ciudadanas por las medidas tomadas por su Gobierno para hacer frente a la crisis. "El comportamiento de la sociedad española en los dos años que llevo de Gobierno ha sido ejemplar", ha sostenido.
Rajoy ha defendido que el Ejecutivo "se ha visto en la obligación de tomar decisiones complicadas y difíciles", pero que la sociedad "lo ha entendido". "La inmensa mayoría de los españoles cumplieron como ciudadanos", ha insistido.