Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy lamenta que "ha habido ya demasiadas víctimas" y defiende "generar una esperanza de futuro"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha lamentado este lunes que ha habido "demasiadas víctimas" como consecuencia de las últimas hostilidades entre Israel y las facciones palestinas en la Franja de Gaza y se ha mostrado partidario de "generar una esperanza de futuro" más allá de un acuerdo de alto el fuego.
Rajoy, que se ha reunido este lunes con la canciller alemana, Angela Merkel, en Santiago de Compostela, ha lamentado la "reanudación de las hostilidades" entre Israel y las facciones palestinas con Hamás a la cabeza y ha aprovechado para hacer un "llamamiento" al cese de la violencia y a la vuelta a la mesa de negociaciones.
"Ha habido ya demasiadas víctimas", ha lamentado. Desde que Israel lanzó el pasado 8 de julio la operación 'Margen Protector' en la Franja de Gaza han muerto al menos 2.110 palestinos, entre ellos milicianos, mientras que los cohetes de los grupos armados palestinos se han cobrado la vida de 64 militares y cuatro civiles, el último de ellos un niño israelí fallecido el viernes.
En opinión de Rajoy, que ha apoyado los esfuerzos de mediación de Egipto, "en las circunstancias actuales no basta con forjar un alto el fuego sino que debemos generar una esperanza de futuro". Así, ha defendido que "es preciso recuperar el proceso paz".
Para el presidente del Gobierno, la UE "debe contribuir con renovado ímpetu a una solución global al conflicto palestino-israelí sobre la base de la solución de los dos estados".
LIBIA
Según ha explicado Rajoy, también ha abordado con Merkel la situación en Libia, donde en las últimas semanas milicias enfrentadas de distinto signo han mantenido combates que han dejado al Gobierno libio en una situación muy delicada.
El presidente del Gobierno ha dicho que tanto España como el resto de la UE y los países vecinos "siguen con especial preocupación la crisis que supone un permanente foco de inestabilidad para el país y para toda la cuenca mediterránea".
"Las armas deben dejar paso a un diálogo político inclusivo que siente las bases para la estabilidad del país y por extensión de la región", ha remachado.