Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy llama a dialogar sobre "problemas reales" de Cataluña, sin salirse de la Constitución

Dice que lo que pretenden los independentistas para Cataluña es lo más parecido a la isla de Robinson Crusoe
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha emplazado a las formaciones políticas catalanas a dialogar sobre "los problemas reales" de sus ciudadanos, que a su juicio se están viendo pospuestos por atender a los "insolubles", como la prometida consulta soberanista.
En su intervención ante el Pleno del Congreso, Rajoy ha insistido en que la competencia que reclama el Parlament para celebrar su prometida consulta el 9 de noviembre es "indelegable" pues la Constitución determina que es "exclusiva" del Estado.
El Estado puede autorizar o no un referéndum pero lo que no puede hacer es delegar en otros para que lo autoricen, máxime cuando cuyo propósito es "radicalmente contrario a la Constitución". "Lo que pretende ese referéndum, independientemente de los eufemismos con que se camufle, es proclamar una soberanía que no existe porque nuestra Constitución no la reconoce", ha indicado el jefe del Ejecutivo, antes de proclamar una vez más que la soberanía española corresponde "a todos los españoles".
LA ISLA DE ROBINSON CRUSOE
Pese a que lo que ofrece el Parlament es "lo más parecido que se puede imaginar a la isla de Robinson Crusoe", Rajoy ha mostrado su "absoluta" disposición al "diálogo", "siempre" dentro de la Carta Magna, sobre los "problemas reales", unos problemas que, en su opinión, se están viendo pospuestos por atender a los "insolubles".
"Y me inquieta, además, que esto se haga en el momento en que España, y dentro de ella Cataluña, comienza a ver claramente los primeros signos de recuperación del crecimiento", ha manifestado el presidente.
Rajoy ha querido dejar claro a los dirigentes políticos catalanes que apuestan por la consulta que "les escucha y les entiende muy bien". "Les escucha todo el mundo y quien no escucha es porque no ha querido venir", ha dicho en velada alusión al presidente catalán, Artur Mas, ausente en esta cita parlamentaria. Ahora bien, ha recalcado que no puede reconocerles "lo que no tienen: no tienen razón", ha dicho.