Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy dice que renegociar la financiación autonómica fue "absolutamente incumplible"

"No he visto proyecto de reforma de la Constitución que fuera a parte alguna"
El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, ha afirmado este martes que renegociar la financiación autonómica como estaba previsto para la pasada legislatura fue "absolutamente incumplible" por la crisis porque no había dinero que repartir, aunque confía en consensuarlo con todas las autonomías.
"Llevamos cierto retraso en el cumplimiento de la ley porque era absolutamente incumplible", ha admitido en una entrevista de 8TV recogida por Europa Press al ser preguntado por ese retraso.
Ante la insistencia en pedir aclaraciones, ha matizado que la ley hay que "cumplirla siempre, pero era imposible un nuevo modelo porque no había dinero" y la prioridad era no quebrar como país, evitar el rescate y salir de la recesión.
Pero ha confiado en abordar la financiación con todas las autonomías: "Tenemos un tema por delante muy importante que sí es bueno que abordemos todos juntos y de acuerdo".
Ha reiterado que no ha sido posible hasta ahora porque "cuando no hay nada que repartir es absurdo cambiar un sistema" de financiación, y ha recordado que tampoco se actualizó el cupo vasco.
Sobre las particularidades fiscales de Euskadi y Navarra, ha dicho que tienen un trato diferente en algo muy concreto y que se solidificó con la Constitución de 1978: "No soy partidario de reformarlo ni generalizarlo a nadie".
Ha añadido que cada zona tiene sus particularidades; por ejemplo, Canarias tiene la suya como isla, y Cataluña "tiene su lengua, cultura e historia; y Galicia, otras cosas".
"Todas las cosas se pueden mejorar, pero sin perjudicar al conjunto", según él, y ha reafirmado que Cataluña no puede decidir su futuro político sin contar con el resto de España.
Sobre reformar la Constitución, ha respondido que primero hay que "saber para qué", y ha añadido que el federalismo que sugiere el PSOE no es una receta que por sí sola resuelva todos los problemas.
Además, ha afirmado: "Todavía no he visto un proyecto de reforma de la Constitución que fuera a parte alguna", aunque no niega que lo haya ni se niega a que se plantee.
ARTUR MAS NO ES CATALUÑA
Rajoy ha reiterado que nunca se ha negado a dialogar sobre Cataluña: "Lo intenté, pero una cosa es Cataluña y otra es el señor Mas, que es enormemente ilustre, pero no es Cataluña".
Ha asegurado que su desencuentro con el expresidente del Govern no fue personal, sino de diferencias políticas; en cuanto al sucesor, Carles Puigdemont, ha explicado que su primera reunión "fue bien".
GOBIERNO TRAS EL 26J
En cuanto a las elecciones generales, ha vuelto a defender una gran coalición y ha alegado que eso posibilitaría reformas para "muchísimos años" porque obligaría a consensuarlas, y los cambios con consenso duran.
"Ya me gustaría gobernar en solitario, pero si los españoles no quieren...", ha comentado Rajoy, que se ha negado como ciudadano a que deban convocarse generales por tercera vez si no hay investidura.
"NO ME GUSTAN LOS TITULARES"
Hacia el final de la entrevista, ha ironizado sobre el periodismo al decir: "No valdría para ser periodista; sobre todo, porque no me gustan los titulares".
"Me tratan bien, pero dentro. Lo de dentro es la noticia", ha bromeado, aunque asegura entender que ser periodista no es fácil, pero ha pedido a los periodistas entender que ser político tampoco.