Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy pedirá que le dejen gobernar en minoría porque unas terceras elecciones supondrían un ridículo mundial

Dice que el PP no suma con C's aunque las encuestas le sitúen por encima del 30% y no descarta que el PSOE apoye a Podemos LLEIDA, 19 (De la enviada especial de Europa Press, Marisa Piqueras) El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, ha confesado que prefiere un gobierno de coalición con el PSOE tras las elecciones del 26 de junio como ocurre en Alemania y otros países europeos, pero ante el rechazo constante que recibe de los socialistas, ha anticipado que pedirá que le dejen gobernar en minoría porque ir a unas terceras elecciones supondría un ridículo mundial.
Dice que el PP no suma con C's aunque las encuestas le sitúen por encima del 30% y no descarta que el PSOE apoye a Podemos
El presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, ha confesado que prefiere un gobierno de coalición con el PSOE tras las elecciones del 26 de junio como ocurre en Alemania y otros países europeos, pero ante el rechazo constante que recibe de los socialistas, ha anticipado que pedirá que le dejen gobernar en minoría porque ir a unas terceras elecciones supondría un ridículo mundial.
Así se ha pronunciado Mariano Rajoy en una charla informal con los periodistas que le siguen en caravana electoral con motivo de los comicios del 26 de junio y que se ha producido al término del acto que el PP ha celebrado en la Llotja de Lleida ante unos seiscientos militantes y simpatizantes del partido.
A una semana para que termine la campaña electoral, Rajoy ha explicado que va a hacer hincapié en el voto útil al PP por considerar que apoyar a Ciudadanos es "dilapidar" el voto y solo ayuda a que gane Podemos, como ha señalado públicamente en el acto en Lleida, una provincia en la que la división de voto entre el PP y C's provocó el 20 de diciembre que ninguna de las dos formaciones lograra escaño. Según el presidente, en 25 provincias se ha producido algo similar y "para nada han servido" los votos del partido naranja.
EL PP SUBE EN LAS ENCUESTAS Y C's BAJA
Después de que este domingo varios medios de comunicación publiquen encuestas, el jefe del Ejecutivo ha destacado que el PP aparece como primera fuerza en todas ellas y que la media de esos sondeos sitúa al Partido Popular por encima de la barrera del 30 por ciento, mientras que el partido de Albert Rivera baja.
Eso sí, se muestra prudente a la hora de hablar de escaños porque en las actuales circunstancias cree que es una quiniela. De hecho, fuentes del PP subrayan que hacer una trasposición a escaños es un "juego de artificio", puesto que el porcentaje de indecisos llega al 30 por ciento y no se sabe como influirá el reparto de restos con la Ley D'Hont en la coalición Unidos Podemos.
Rajoy ha recordado que los sondeos sitúan a Podemos como segunda fuerza política, si bien cree que el PSOE no puede ir más abajo de lo que dicen las encuestas porque es un partido histórico. Aunque no quiere entrar en política de pactos, no descarta que los socialistas apoyen al partido de Pablo Iglesias.
DEBE HABER GOBIERNO ANTES DE AGOSTO
Rajoy prefiere un gobierno en coalición con el PSOE como el que hay en otros países europeos, entre los que ha citado el alemán, según ha confesado a los periodistas. De hecho, ha indicado que tras el 26 de junio pondrá encima de la mesa la misma oferta de coalición que ha defendido estos meses y ha agregado que debería haber gobierno a primeros de agosto.
Pero ante el previsible rechazo del PSOE -como ha exhibido Pedro Sánchez estos meses--, Rajoy ha anticipado que va a reclamar el derecho a gobernar en minoría porque el PP ganará las elecciones y ha insistido en la idea de que es un disparate haber llegado a la situación actual, sin que el Gobierno esté aprobando leyes desde octubre. A su entender, si tras los comicios se sigue sin aprobar los presupuestos y sin sacar adelante reformas, España se convertirá en una máquina de generar desconfianza.
Preguntado entonces expresamente si descarta unas terceras elecciones generales, el presidente del Gobierno en funciones no ha descartado nada y ha asegurado que por su parte no las va a haber. Eso sí, ha advertido que convocar por tercera vez a los ciudadanos a las urnas le parece un ridículo mundial.