Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy aboga por institucionalizar el acto anual y cree que el PSOE fue mezquino

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha abogado hoy por institucionalizar un acto anual en memoria de las víctimas del 11-M y ha considerado "muy mezquina" la actitud del PSOE por decidir no acudir al homenaje que convocó la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.
"La actuación fue muy mezquina, sinceramente", ha aseverado Rajoy en declaraciones a RNE recogidas por Efe en las que ha añadido que al PSOE le faltó "grandeza" y la política española "está necesitada de grandeza".
Ha insistido en que es "muy triste" que el PSOE decidiera no acudir al acto convocado por la Comunidad de Madrid porque "tenga problemas con Aguirre".
El PSM-PSOE decidió no acudir al homenaje en el homenaje organizado por la Comunidad de Madrid en la Puerta del Sol como parte del "boicot" a los actos de la presidenta regional por el cierre anticipado de la comisión parlamentaria que investiga el espionaje a dirigentes madrileños del PP.
Rajoy ha dicho hoy que "habría que institucionalizar" un acto en memoria de las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004, "en el que estuviera siempre la Monarquía, el Gobierno, la oposición y todos los grupos parlamentarios".
El líder del PP ha considerado asimismo "injusto el trato que se está dando" a la comisión de investigación sobre el espionaje y ha recordado que su partido reclamó once comisiones de investigación en la pasada legislatura y "no se hizo ninguna".
En ese sentido, ha recordado que el PP de Madrid "aceptó" la comisión de investigación cuando "podía no hacerlo" porque cuenta con mayoría absoluta en el Parlamento regional, y que la comisión "está cumpliendo su trabajo y no ha terminado".
Preguntado por las discrepancias entre el consejero madrileño de Presidencia, Francisco Granados, y su antecesor Alfredo Prada, Rajoy ha dicho que "son formas distintas de ver las cosas" y ha subrayado que le parece "un tema muy menor en esta historia".