Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy pide prudencia en el caso del presidente murciano y dice que quien actúe contra la ley "será apartado"

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha pedido prudencia en relación con la situación del presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, al tiempo que ha recordado que ya estuvo imputado en el pasado y el juez archivó el caso. Dicho esto, ha señalado que "aquella persona que cometa actos contrarios a la ley en cuestión de corrupción será apartado".
Así se ha pronunciado un día después de que un informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) vincule al presidente murciano y a la alcaldesa de Cartagena y candidata al Senado Pilar Barreiro con la trama Púnica. Según la UCO, cuando Sánchez era consejero de Educación del Gobierno murciano y Barreiro alcaldesa, contrataron con dinero público los servicios de una empresa de la trama para que limpiara su reputación en Internet.
En una entrevista en Canal Extremadura Televisión, recogida por Europa Press, el jefe del Ejecutivo ha subrayado que hay que "ser muy prudentes" en este caso y ha agregado que lo que haga el PP dependerá de cuál sea el resultado de la investigación.
"Desde luego, aquella persona que cometa actos contrarios a la ley en cuestión de corrupción será apartado, como ya lo hemos hecho con muchos del PP", ha indicado Rajoy, que ha admitido que su partido ha sido "castigado" por la corrupción y este tipo de casos puede perjudicarles en las urnas.