Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy convocará "tranquilamente" el próximo Congreso del PP una vez que se resuelva el Gobierno

Niega "fricciones" con Aznar que se puedan arreglar tras la victoria del 26J: "No tiene sentido dar solución a algo que no ha ocurrido"
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que la prioridad tras las elecciones generales de este domingo es formar gobierno y que será después cuando se convoque "tranquilamente" el próximo Congreso Nacional que tiene pendiente el partido.
El jefe del Ejecutivo en funciones y candidato de nuevo a la presidencia del Gobierno ha comparecido en rueda de prensa tras el Comité Ejecutivo Nacional del PP que ha repasado los resultados electorales del 26J.
El PP celebró su último Congreso Nacional en febrero de 2012, por lo que debió convocarse en 2015 y lleva ya más de un año de retraso. Las circunstancias políticas han ido retrasando la fecha, que ya hace meses quedó pospuesta para el próximo otoño.
Mariano Rajoy ha confirmado hoy ese horizonte. "No vamos a convocar un congreso para hacerlo en agosto", ha dicho preguntado al respecto. Ha explicado que una vez que se organice el próximo gobierno, reunirá al Comité Ejecutivo y se organizará el calendario. Los congresos tienen que convocarse con dos meses de antelación, según los estatutos del PP, así que todo apunta a que tendrá lugar en otoño.
Primero se celebrará el cónclave nacional y después, en cascada, los territoriales. "Espero que el 31 de diciembre se hayan hecho todos", ha agregado Rajoy.
SIN PRESIÓN PARA EL RELEVO, SIN FRICCIONES CON AZNAR
El resultado de estas elecciones de diciembre, en las que el PP ha mejorado en votos y escaños y tiene cerca la posibilidad de formar gobierno, confirma el liderazgo también interno de Mariano Rajoy y relaja el debate sobre el relevo del líder. El próximo congreso 'popular' debe renovar la oferta política del partido para los próximos años, pero también decidir la organización y la continuidad al frente del actual presidente y su equipo.
Rajoy ha expresado hoy públicamente su agradecimiento al partido por el trabajo en la campaña, aunque no ha mencionado expresamente a nadie. "Se me acaban las palabras para referirme a mi partido, ha tenido un comportamiento irreprochable", ha señalado.
Las voces críticas se han acallado este lunes visto el resultado electoral. El propio expresidente del gobierno José María Aznar, que no se ha guardado críticas al gobierno de Rajoy en los últimos meses, ha defendido hoy la solidez del proyecto del PP.
Preguntado por su antecesor, el líder de los 'populares' ha negado ningún roce con él y por tanto, que tenga nada que arreglar tras el resultado del 26J. "No he tenido ninguna fricción, no tiene sentido dar solución a algo que no se ha producido", ha zanjado.
CONTETO POR EL RESULTADO
Mariano Rajoy ha repasado su satisfacción porque el PP ha crecido en casi 700.000 votos de diciembre a junio y ha ganado 14 escaños, cuando además ha votado 1,1 millones menos de electores porque ha crecido la abstención.
Su partido ha pasado de tener el 28,7 por ciento de los votos válidos al 33 por ciento y a ser la primera fuerza en todas las comunidades incluidas esta vez Andalucía y Extremadura. No lo ha logrado en el País Vasco y Cataluña, donde tampoco ganó en diciembre.
El presidente en funciones también ha destacado que se ha ampliado la diferencia con el segundo partido, el PSOE, al que le lleva ahora 2,5 millones de votos y no los 1,6 millones de diciembre. Traducido en escaños, la distancia crece a los 52 diputados.