Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy llama a la unidad tras la consecuencia de las frivolidades de Zapatero

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy (i), que intervino hoy en la clausura del campus de verano FAES, que tiene lugar en Navacerrada (Madrid), acompañado del ex presidente del Gobierno y el presidente de Honor del PP, José María Aznar. EFEtelecinco.es
El líder del PP, Mariano Rajoy, ha llamado hoy a la unidad de todos los españoles tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña y de cuyas consecuencias ha responsabilizado al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que ha calificado de "aprendiz de brujo".
Rajoy se ha referido a esa sentencia del TC en la clausura del campus de verano FAES, en un acto en el que ha estado acompañado por el ex presidente del Gobierno José María Aznar y en el que ha vertido duras acusaciones contra Zapatero y contra el PSOE por la forma en que han actuado en relación con el Estatut.
A su juicio, Zapatero "ha demostrado una frivolidad sin límites" y una "absoluta falta de sentido de Estado", al tiempo que ha engañado a los ciudadanos de Cataluña y a todos los españoles y ahora, "tras actuar como aprendiz de brujo", está escondido viendo las consecuencias de la "frivolidad de sus actuaciones".
Le ha acusado también de dar instrucciones "a sus correligionarios" para arremeter contra el PP, pero le ha advertido de que sus maniobras ya "no cuelan" y nadie le cree porque ya son demasiadas las veces en las que no ha asumido sus responsabilidades.
"Las responsabilidades las ha de asumir él y las consecuencias de sus actos también", ha enfatizado.
En el PSOE se ha visto una "imagen deplorable" a lo largo de los últimos años porque ha dicho "una cosa y la contraria" y, en realidad, ha considerado que nadie sabe lo que piensa y si lo que ha pretendido es jugar con los ciudadanos, eludir sus responsabilidades, o ambas cosas a la vez.
Ante todo ello, el líder del PP ha subrayado que ahora importa el futuro y su partido va a actuar con sentido de Estado y va a convocar a un proyecto común para toda España que rechace la división y el enfrentamiento, "que sume y multiplique voluntades y que abrigue la fuerza de la unidad".
"Cuando esto ha ocurrido en España es cuando mejor nos han ido las cosas a los españoles", ha destacado.
En contra de lo que cree que ha hecho Zapatero, Rajoy se ha comprometido a decir siempre la verdad y a hacer un esfuerzo "para entenderse en lo fundamental si es posible".
A juicio de Rajoy, que el Tribunal Constitucional haya dictado sentencia sobre el Estatut significa que se cumplen las reglas de juego que se dieron los españoles al aprobar el texto constitucional, y eso ha considerado que es una buena noticia para un país.
Ha insistido en que el PP acata la sentencia y, aunque ha puntualizado que no iba a entrar en el contenido de la misma, ha comentado que el recurso de su partido se ha estimado parcialmente y hay en el texto del TC una afirmación muy importante: la soberanía nacional y la nación española.