Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rato contrató en Bankia a su cuñado y al responsable de la empresa que organizaba sus conferencias privadas

El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato contrató, durante su periodo en la presidencia de Bankia de 2010 a 2012, a su excuñado Santiago Alarcó y al responsable de la empresa que se ocupaba de organizarle conferencias privadas, según se desprende del sumario de la causa en la que se investiga su patrimonio, al que ha tenido acceso Europa Press.
La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil detalla en un informe varias operaciones que, según su criterio, podrían ser "el origen de los fondos a los que se habría sometido a un posterior procedimiento de blanqueo". Sitúa entre estos indicios "la contratación", por parte de Bankia, de personas vinculadas a Rato.
En cuanto a su excuñado, los agentes precisan que fue contratado como asesor por Caja Madrid con una retribución de 120.000 euros. "En el 2012 el contrato se renovó por 240.000 y, ya en el 2013, se renovó por 480.000 euros", dicen.
Respecto a Pedro Díez, administrador de la empresa BCC, el informe detalla que se encargaba de gestionar la contratación de Rato por distintas entidades para impartir conferencias.
La UCO sospecha que los beneficios obtenidos por éstas apariciones públicas no eran declarados a Hacienda por que fuera expresidente del FMI y precisa que se facturaban a través de una de sus empresas vinculadas, Arada.
Díez, que comparte junto a Rato otras compañías del entramado societario, fue contratado por Bankia por indicación directa de la secretaria del exvicepresidente del Gobierno, Teresa Arellano. "La contratación no llegó a firmarse formalmente ya que en mayo de 2012 Rato fue cesado", explica el informa que agrega que, hasta su salida, el responsable de BCC cobró "unos 8.000 euros mensuales".
SECRETARIA DE CONFIANZA
Otra de las personas de confiada del presidente de Bankia a las que fichó en la entidad fue la propia Arellano. "Ha acompañado a Rato en varios de los empleos que éste ha tenido, así como en los cargos políticos: es significativo el hecho de que tras su nombramiento, imponga el contrato de esta persona a la entidad contratante", dice la UCO. Arellano está imputada junto a Rato y otra decena de personas en la causa, por la presunta comisión de delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo y corrupción.