Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rechazan la extradición de 'Billy el Niño' a Argentina por haber prescrito los delitos de tortura que se le imputan

La Audiencia Nacional no cree que los hechos investigados formaran parte de "un ataque sistemático a un grupo de población"
La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado la extradición a Argentina del exinspector de policía Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño', al considerar que los delitos de torturas que se le imputan en el país sudamericano habrían prescrito "ampliamente".
En un auto dictado este miércoles, el tribunal señala que los hechos investigados por la juez argentina María Servini de Cubría consisten en 13 delitos de tortura que se habrían producido entre febrero de 1971 y septiembre de 1975 y que, por tanto, habrían prescrito a los diez años de su comisión. Al haber sido denunciados estos hechos en 2010 y 2012, la Sala estima que "el periodo de prescripción está ampliamente cumplido".
De igual modo, los jueces rechazan que los hechos investigados puedan ser catalogados como delitos de lesa humanidad, que no prescriben, "por más que los hechos descritos constituyan delitos de tortura a detenidos por un grupo determinado, aislado y concreto de funcionarios policiales".
NO HAY "ATAQUE SISTEMÁTICO"
Para los magistrados Concepción Espejel (presidenta), Julio de Diego y Clara Bayarri (ponente), no consta que estas supuestas torturas "fueran parte de un ataque sistemático y organizado de ataque a un grupo de población".
El tribunal tampoco aprecia que las torturas que se achacan al expolicía, de 67 años de edad, "guarden relación con los asesinatos y desapariciones forzadas a que se circunscribe el procedimiento argentino, que se perpetraron tras el 17 de julio de 1936", en los comienzos de la Guerra Civil Española.
La juez Servini, titular del Juzgado Nacional de lo Criminal y Correccional Federal número 1 de Argentina, investiga concretamente el "plan sistemático, generalizado, deliberado y planificado" que "los militares alzados, Falange española y otras organizaciones con fines de apoyo a la insurrección" llevaron a cabo a partir de la citada fecha para "aterrorizar a españoles partidarios de la forma representativa de gobierno, a través de la eliminación física de sus más representativos exponentes".
"AMENAZAS Y SEGUIMIENTOS"
'Billy el Niño' compareció el pasado 10 de abril en la Audiencia Nacional para decir que "en absoluto" admitía su entrega a Argentina. Al mismo tiempo pidió que su rostro no fuera grabado por ser objeto de "amenazas y seguimientos". Al ser preguntado si durante los años en que permaneció en el Cuerpo cometió algún delito en el ejercicio de su profesión, contestó: "No lo recuerdo con certeza, quizá algo hace muchos muchos años de malos tratos, pero creo que no fuimos condenados".
El fiscal Pedro Martínez Torrijos se opuso a la entrega alegando que el plazo de prescripción de las torturas que se le imputan "ha transcurrido con exceso" y que las normas que declararon imprescriptibles los delitos de lesa humanidad no pueden aplicarse retroactivamente.
Según la denuncia que abrió el procedimiento en Argentina, las víctimas de 'Billy el Niño' fueron José María Galante Serrano, Miguel Ángel Gómez Álvarez, Andoni Arrizabalaga, Antonia Hernández, Francisca Villar del Sanz, Luis Suárez Carreño, Silvia Carretero, Acacio Puig, Alfredo Rodríguez, Antonio Chapera, Felisa Echegoyen, Francisco José Fernández y Jesús Rodríguez.
Un tribunal de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal tomó el pasado día 25 la misma decisión en el caso del excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas Aguilar, reclamado por las torturas que habría sufrido el detenido Andoni Arrizabalaga en Zarautz (Guipúzcoa) en 1968. El tribunal consideró que el delito que se le imputa había "superado crecidamente los plazos de prescripción".