Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reconstruyen en Capbreton el asesinato de dos guardias civiles

La magistrada llegó el pasado lunes al departamento de Las Landas y el martes se centró en la reconstrucción de los momentos posteriores al atentado cuando los tres presuntos miembros de ETA que participaron en los hechos secuestraron a una mujer para adueñarse de su coche y darse a la fuga. En la misma no participaron los dos presuntos etarras detenidos el pasado 5 de diciembre por su implicación en el atentado, Asier Bengoa y Saioa Sánchez. 
La investigación del doble crimen mantiene abiertos varios interrogantes. Uno de ellos hace referencia a una pieza que no encaja: el billete de tren de Toulouse encontrado en poder de Bengoa y Sánchez al ser detenidos en Louzere el 6 de diciembre.
Ese billete fue adquirido el mismo día del atentado de Capbreton a cientos de kilómetros de allí. Los investigadores creen que los dos terroristas pasaron por el piso franco de Toulouse durante su huida y 'limpiaron' las evidencias que allí podrían haberse recogido. En esa visita podrían haber recogido el billete que una tercera persona habría adquirido.
Sin embargo, una hipótesis apunta a que Bengoa no habría estado en el lugar del atentado y que su entrada en escena se hubiese producido al acudir a la llamada de auxilio de su jefa de 'comando', Saioa Sánchez. El podría haber comprado el billete y, en ese caso, serían otros dos los hombres que habrían acompañado a la etarra en la cafetería de Capbreton la mañana del 1 de diciembre.
La imputación de Bengoa por parte de la Fiscalía de París se basa en el hallazgo de un cepillo de dientes con el ADN del etarra en el primer vehículo utilizado para la huida del lugar del doble asesinato.
En el caso de que se demuestre que dos de los etarras implicados son Sánchez y Bengoa queda por determinar la identidad del tercer implicado. Algunas fuentes de la lucha antiterrorista apuntan a Aitzol Iriondo, lugarteniente de 'Txeroki' en el aparato militar y uno de los terroristas más buscados. CGS