Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Regreso a la carretera sin los secuestrados

La Caravana Solidaria en la que viajaban los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania el pasado domingo salió este martes de Nuakchot en dirección a Senegal para "terminar la misión" que habían emprendido junto con sus compañeros. La confusión ha marcado las últimas horas del secuestro de los cooperantes españoles. El Gobierno "no tiene constancia" de que los cooperantes hayan sido localizados.
Después de que los treinta integrantes de la expedición votasen este lunes por unanimidad continuar el camino, los doce vehículos de la caravana se pusieron en marcha para atravesar la frontera de Mauritania con Senegal y llegar a la ciudad de Thies.
Un furgón de la Gendarmería mauritana escoltará hasta la frontera a los camiones de la ONG Barcelona Acció Solidaria.
Dos integrantes de la caravana se han quedado en Nuakchot para colaborar en las gestiones para el rescate de Albert Vilalta, Alicia Gámez y Roque Pascual, secuestrados el domingo presuntamente por la rama magrebí de Al Qaeda.
"Seguimos por ellos, porque creemos que lo mejor que podemos hacer es que nuestra labor se lleve a buen término", señaló Antoni Camps, coordinador de la Caravana Solidaria.
El embajador español en Nuakchot, Alonso Dezcallar, despidió a la caravana y los emplazó a regresar el año que viene para poder invitarles a una paella.
El Gobierno senegalés ha garantizado la seguridad del convoy cuando atraviese sus fronteras, y ya se han iniciado los contactos para garantizar que el cruce de la aduana sea lo más rápido posible.
La carretera que dirige de Nuakchot a Rosso, en la frontera con Senegal, es calificada como segura por las autoridades mauritanas.