Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rehn dice que compete al Gobierno decidir cómo reparte el déficit entre los distintos niveles de administración

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha dejado claro que compete al Gobierno español decidir cómo reparte el déficit entre los distintos niveles de la administración del Estado después de que los socios europeos hayan aceptado flexibilizar el objetivo de déficit para España hasta el 6,3% del PIB este año.
"El reparto del ajuste presupuestario entre los distintos niveles de la administración es un asunto que solo se decide nacionalmente", ha explicado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario en respuesta a una reciente pregunta parlamentaria de los eurodiputados Ramon Tremosa (CiU), Salvador Sedó (PP) y Ana Miranda (BNG).
Rehn ha asegurado que "la Comisión está de acuerdo en que es fundamental establecer objetivos realistas, aunque ambiciosos" pero insiste en que el reparto de los esfuerzos para cumplir el déficit pactado con Europa "sólo se decide nacionalmente".
El vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario recuerda que tras el acuerdo para dar a España un año adicional para corregir su déficit en 2014 en lugar de 2013, el conjunto de las administraciones deberán cumplir "nuevos objetivos intermedios de déficit del 6,3% del PIB en 2012, del 4,5% del PIB en 2013 y de l2,8% del PIB en 2014".
"Según la recomendación, España dispone de tres meses para la adopción de medidas eficaces", ha precisado el comisario finlandés.
Los eurodiputados querían que la Comisión Europea aclarara si no considera que el objetivo de déficit para 2012 "debería ser ajustado de modo más equitativo entre las distintas administraciones" del Estado español, que fijó el déficit para las comunidades en el 1,5% del PIB este año, sobre todo teniendo en cuenta que "son las autonomías las que tienen la responsabilidad" del 80% del gasto en sanidad, educación y bienestar y que sus presupuestos dependen de "transferencias del Gobierno central, que recauda todos los grandes impuestos".
"¿No cree la Comisión que es de una importancia fundamental marcar objetivos realistas para aquellas administraciones responsables del mantenimiento del Estado del Bienestar?", lanzaron los eurodiputados en su pregunta.