Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fragata 'Reina Sofía' regresa a su base en Rota (Cádiz) tras participar en la operación 'Atalanta'

La fragata 'Reina Sofía' ha regresado este viernes a la Base Naval de Rota (Cádiz), tras participar en la operación 'Atalanta' de lucha contra la piratería en el océano Índico. El Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, almirante general Jaime Muñoz-Delgado, ha recibido a la dotación.
Según ha recordado la Armada en un comunicado, el buque partía el 22 de marzo de esta misma base gaditana con la misión de proteger mercantes pertenecientes al Programa Mundial de Alimentos y otro tráfico mercante vulnerable, el refuerzo de la seguridad marítima contra la piratería en aguas del Golfo de Adén y la cuenca de Somalia, así como contribuir al control de las actividades pesqueras en la zona.
Tras 163 días de despliegue, en los que ha recorrido 33.800 millas náuticas en 140 singladuras, la fragata ha realizado tres abordajes, 13 aproximaciones amistosas, tres escoltas de buques del Programa Mundial de Alimentos y tres colaboraciones con marinas y guardias costeras de la región.
Asimismo, ha realizado labores de identificación de contactos, control de las medidas de autoprotección de la comunidad mercante, inteligencia en la costa de Somalia, protección de la zona internacional de tránsito recomendado y la monitorización actividad pesquera frente a la costa de Somalia.
ACCIONES DESTACADAS
La acción más relevante llevada a cabo por la 'Reina Sofía' durante su despliegue fue el apresamiento, en la noche del 14 de abril, de una embarcación tipo 'dhow' en el Mar de Arabia. Esta nave era controlada por 16 presuntos piratas, que tenían secuestrados a cuatro miembros de la dotación desde finales de marzo, y portaba abundante armamento.
El 23 de julio el buque español asistió a una embarcación tipo "ballenera" que llevaba cuatro días a la deriva, sin agua y con la comida a punto de agotarse, debido a una avería del motor que no pudieron reparar. Ante la consideración de riesgo para sus tripulantes, y en aplicación del Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en la Mar (SOLAS en sus siglas inglesas), la fragata remolcó a la embarcación hasta tierra.
'Atalanta' ha supuesto el despliegue en el que mayor tiempo ha estado integrado la 'Reina Sofía' en una operación. Además, en este período, el buque ha realizado la navegación de mayor duración de su historia, entre los puertos de Port Victoria (Seychelles) y Djibouti (Djibouti), permaneciendo 23 días ininterrumpidos en la mar.