Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reiteración de acusaciones y rebajas fiscales centran la jornada electoral en Galicia

Los socialistas gallegos contaron con el apoyo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien en un acto en Vigo acusó al PP de hacer negocio con la abstención, para que no se pueda "controlar la especulación inmobiliaria".
Zapatero aseguró que la derecha "hace con las abstenciones lo mismo que con las hipotecas sub prime, que las empaquetan para negociar con ellas y para que no se pueda controlar la especulación inmobiliaria y todo lo que hemos vivido".
A juicio de Rodríguez Zapatero, el PP "echa de menos el pasado y, por eso, no tiene ningún proyecto de futuro", lo que ha contrastado con el proyecto de avance y de transformación que representa Pérez Touriño.
Cuando llegan unas elecciones, la derecha quiere ganar con la abstención, con poca participación, ha dicho Zapatero antes de advertir de que "los que se llevan el dinero a las Islas Caimán van a votar todos".
Emilio Pérez Touriño insistió en que su adversario del PP, Alberto Núñez Feijóo, sólo quiere ganar las elecciones gallegas para otorgarlas como "trofeo" a Mariano Rajoy, "que está que se cae", y para "apuntalarlo" en el PP.
Por su parte el candidato del PPdeG a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha propuesto una rebaja de impuestos y de tasas al sector del mar, para rescatarlo del "ahogo" en el que, a su juicio, lo ha dejado el Gobierno bipartito en los últimos cuatro años.
Núñez Feijóo hizo este anuncio en una reunión en el Puerto de Ribeira (A Coruña) con los patrones mayores de las cofradías de pescadores de Aguiño, Palmeira y Ribeira, a los que le presentó sus propuestas en materia pesquera.
El candidato del PPdeG se comprometió a rebajar, en los primeros cien días de su gobierno, las tasas portuarias de forma selectiva, entre un 15 y un 20 por ciento, así como la exención de algunas cargas burocráticas "excesivas", como el impuesto de faros.
Además, Núñez Feijóo se comprometió a crear un "lobby" (grupo de presión) gallego, el segundo después del comprometido para fomentar la presencia de Galicia en la Unión Europea, para velar por los intereses de la pesca gallega en el mundo.
El líder del PPdeG puso especial énfasis en "mejorar y aumentar" los controles de la "pesca foránea", para que no haya en los mercados pescado etiquetado como gallego que no lo es, lo que, además, servirá para impedir el "furtivismo".
Anxo Quintana, candidato a la Presidencia de la Xunta por el BNG, se ha comparado con el protagonista de la serie MacGyver, porque con "poco autogobierno e ilusión hemos hecho como él, logrando el bienestar para la gente".
"Hemos conseguido mucho sin casi nada en la mano", aseguró Quintana, quien añadió que, con instrumentos "muy débiles hemos hecho casi milagros, consiguiendo cambiar la política energética, para que no siga en manos de los chupones de siempre, dejando a la altura de un peón de quinta, los logros de MacGyver".
Quintana, que inició pronto su jornada repartiendo papeletas en la localidad orensana de Baño de Molgas, volvió a los orígenes del BNG, fundado por un grupo de personas a las que "nadie le regaló nada".
"No nacimos en el laboratorio de ningún medio de comunicación, ni en el despacho de ningún club financiero, ni de las cábalas políticas del consejo de administración de una gran empresa, sino del esfuerzo de mucha gente, que gastó las mejores horas de su vida para un proyecto que hoy es el mejor del país". CGS