Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Revocado el procesamiento contra los militares implicados en la muerte de Couso

La Audiencia considera que los disparos al hotel pudieron ser por error. Vídeo: Atlastelecinco.es
La sala de lo penal de la Audiencia Nacional ha revocado el procesamiento de los tres militares de EEUU implicados en la muerte del cámara de Telecinco José Couso en Irak en 2003. Se estima que no hay indicios "suficientes" para continuar con la investigación. En el auto dictado, que ha contado con el voto en contra de un magistrado, se respalda la postura de la Fiscalía que pidió el archivo de la causa.
Para el tribunal de la sala de lo penal, compuesto por los magistrados Ángel Hurtado, Fermín Echarri y José Ricardo de Prada, los indicios que se aportan en la investigación que realizó el juez instructor Santiago Pedraz "no son suficientes" para mantener el procesamiento. Sobre todo porque se dice que "falta el elemento intencional" en la actitud del sargento Thomas Gibson y sus superiores, el teniente coronel Philip de Camp y el capitán Philip Wolford.
En este sentido, la sala argumenta que el disparo que provocó la muerte de Couso, efectuado desde un carro de combate, "no es descartable" que se hiciera con el convencimiento de que se dirigía contra "un elemento hostil, erróneamente identificado" y enmarcado en un "acto de guerra".
Por este motivo, los magistrados dicen no apreciar la finalidad de "aterrorizar a la población civil", como alegó en su día Pedraz, y tampoco consideran que sea un disparo "indiscriminado" ni "excesivo".
Sin embargo, el juez José Ricardo de Prada ha emitido un voto particular en el que muestra su disconformidad con la decisión judicial. Prada entiende que los razonamientos utilizados por los otros dos magistrados son "insólitos" ya que hay "suficientes indicios racionales de criminalidad para procesar a los tres militares estadounidenses".
Con esta decisión judicial no se archiva la causa, según subrayan los magistrados, sino que ordenan al juez Pedraz que revoque el procesamiento de los tres militares y las medidas cautelares acordadas al respecto. Será el titular del Juzgado de Instrucción número 1 el que deberá decidir si acuerda el sobreseimiento del caso o continúa con la investigación. EB / EPF