Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un general opina que la exclusión del Rey del Premio Príncipe de Viana demuestra que ETA no ha sido derrotada

Cree que decisiones como la del Gobierno navarro son "desafíos abiertos" que "no pueden quedar sin respuesta"
El general en la reserva Juan Antonio Chicharro opina que la exclusión de la Casa Real de la entrega del Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2016, que concede el Gobierno de Navarra --del que forman parte Geroa Bai, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra--, demuestra que ETA no ha sido derrotada.
"Me enerva sobremanera escuchar a nuestros políticos decir una y otra vez que ETA ha sido derrotada cuando, en primer lugar, ni se ha disuelto, ni ha entregado las armas y, en segundo lugar, cuando vemos hechos como el relacionado con los premios Príncipe de Viana. Tal parece que son ellos los que mandan y hasta se permiten excluir nada menos que al Rey de su presencia en sus reinos", ha afirmado Chicharro en un artículo que ha aparecido en el blog de Rafael Dávila, otro general en la reserva, y que recoge Europa Press.
No es la primera vez que el general Chicharro se pronuncia sobre un tema político: a principios de 2013, durante una conferencia sobre Fuerzas Armadas y ordenamiento constitucional, sugirió que estaría justificada una intervención militar para frenar una posible secesión de Cataluña "si los responsables de la defensa de la Constitución no se comportaran como su función requiere".
"MAMARRACHOS QUE PRESIDEN NAVARRA"
Según explica Chicharro en su artículo de esta semana, "el título de Príncipe de Viana está vinculado por historia y derecho a la corona de España desde 1512", por lo que se pregunta "hasta qué punto estos mamarrachos que presiden actualmente la Comunidad Navarra pueden arrogarse una iniciativa como la decidida".
"Las regiones que otrora fueron paladines del españolismo más vital en combinación maravillosa con su amor a su estirpe vascona son hoy zonas donde sentirse orgulloso de su verdadera historia es una temeridad. Reina el matonismo de unos pocos por una parte y la perplejidad de la mayoría ante lo que vemos", denuncia.
A su juicio, decisiones como la del Gobierno que preside Uxue Barkos suponen "desafíos abiertos" que "ya no pueden quedar sin respuesta" y espera que "se encuentren soluciones". Eso sí, lamenta que "en cualquier caso sólo serán soluciones efímeras si no se acomete con decisión la justicia de la legitimidad histórica y se enseñe y proclame a los jóvenes en las provincias vascongadas y en Navarra que hubo una época en la que sus abuelos orgullosos de su estirpe vascona lo estaban también de su españolidad absoluta".