Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey vuelve al trabajo con un despacho con Zapatero tras salir de la clínica

El pasado martes Don Juan Carlos recibió la visita de su yerno, Iñaki Urdangarín, y el día siguiente, con motivo de la celebración de la final de la Copa del Rey en el Camp Nou, la de su hijo, Felipe de Borbón.  El jefe del Servicio de Cirugía Torácica del Clínic, Laureano Molins, aconsejó que la convalescencia postquirúrgica del monarca se realizara fuera de un hospital de agudos para reducir complicaciones y posibilidad de contraer infecciones.
El director del equipo que intervino al monarca destacó que tuvo "mucha suerte" , puesto que uno de cada diez nódulos en el pulmón de pacientes fumadores es cancerígeno. La intervención del Rey se programó de urgencia tras la detección de un nódulo en el pulmón derecho durante el chequeo anual al que se sometió el 26 y 27 de abril en la Clínica Planas.
El Rey fue operado para extirparle un nódulo pulmonar. Una operación más sencilla de lo que se esperaba, a juzgar por los especialistas que en un principio pensaron que se trataba de un tumor maligno y finalmente la biopsia confirmó que era "una lesión benigna y el paciente pronto podrá hacer una vida normal". CGS