Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes y los Príncipes asisten a la misa de Pascua en la Catedral de Mallorca

Los Reyes, acompañados de los Príncipes de Asturias, las infantas Leonor y Sofía y el obispo de Mallorca, José Luis Murgui (i), momentos antes de asistir a la misa del Domingo de Resurrección en la Catedral de Palma. EFEtelecinco.es
Los Reyes de España han asistido esta mañana a la misa del Domingo de Resurrección en la Catedral de Mallorca, acompañados por los Príncipes de Asturias y sus hijas Leonor y Sofía, como es tradición durante la estancia de la Familia Real en la isla en las vacaciones de Pascua.
La lluvia que ha estado cayendo sobre la capital balear durante toda la mañana no ha desmerecido el acto y unas trescientas personas congregadas en los alrededores del templo han dado la bienvenida a la Familia Real con vítores, aplausos y gritos de "viva el Rey" y "viva la Reina".
El obispo de Mallorca, Jesús Murgui, portando la mitra y el báculo, ha recibido a las puertas de la Catedral primero al rey Juan Carlos y a la reina Sofía, que vestía un traje de chaqueta rosa palo, y, posteriormente, al príncipe Felipe, que ha llegado conduciendo su coche, y la princesa Letizia, así como a sus hijas Leonor y Sofía.
Posteriormente, la Familia Real ha saludado también a los miembros del cabildo catedralicio y acólitos.
Tanto la Reina como la princesa Letizia, vestida con pantalón azul marino y gabardina corta de color gris, han saludado al público que les gritaba "guapa".
Las más aplaudidas han sido las hijas de los Príncipes, Leonor y Sofía, ataviadas ambas con abrigos rosa sobre vestidos de flores.
Durante el oficio religioso, un fuerte chubasco ha obligado al público y a los periodistas que cubrían el evento a resguardarse bajo la puerta de la Catedral y soportales cercanos.
Antes de abandonar el templo, los Reyes y los Príncipes han charlado brevemente con el deán de la Catedral, Joan Darder, que se jubila este año.
Acabado el oficio religioso, la lluvia ha dado una tregua, la Familia Real ha abandonado la Catedral y ha vuelto a posar brevemente para los periodistas gráficos ante los vítores y aplausos del público presente.
Como es tradicional, la ceremonia religiosa de la Pascua marca el final de las vacaciones de Semana Santa de los Reyes y su familia en el Palacio de Marivent, en Palma.
Los ausentes este año han sido los Duques de Palma y sus hijos, residentes en Estados Unidos, así como la infanta Elena y sus hijos Froilán y Victoria Federica.
El viernes por la noche, doña Sofía presidió la entrega de premios de la 41 edición del Trofeo SAR Princesa Sofía-Mapfre de vela, en la sala magna del Palacio de Congresos del Pueblo Español de Palma.