Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ribó pide a todos los concejales investigados que dejen su cargo "para mantener la dignidad del Ayuntamiento"

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha pedido "formalmente" este martes a todos los ediles del PP que ayer salieron de declarar ante el juez que instruye el 'caso Imelsa' en condición de investigados --figura que sustituye al término de imputado-- que dejen su cargo "para mantener la dignidad de este Ayuntamiento".
"Valencia se ha de limpiar de corrupción y este Ayuntamiento se ha de limpiar de corrupción", ha subrayado.
Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios tras reunirse con la diversos colectivos asociativos del barrio del Cabanyal, al ser preguntado por la situación del grupo municipal 'popular', después de que en la jornada de ayer el juzgado Instrucción número 18 de Valencia que instruye el caso Imelsa decidiera mantener la condición de investigados por blanqueo de los seis ediles del PP a los que tomó declaración, Vicente Igual, Beatriz Simón, Lourdes Bernal, Cristóbal Grau, Alberto Mendoza y Félix Crespo, así como a dos asesores.
Para estos últimos, Ribó ha avanzado que el consistorio procederá del mismo modo que ya lo hizo semana pasada con el asesor Luis Salom. Mientras mantengan la condición de investigados, ha explicado, a los asesores del grupo municipal 'popular' se les abrirá expediente disciplinario y serán suspendidos cautelarmente de empleo y sueldo. "Es la única manera de que quede claro que nosotros no toleramos actuaciones de este tipo en este Ayuntamiento", ha recalcado.
El primer edil ha querido hacer hincapié en que "los valencianos, en su inmensa mayoría, somos gente honrada. Los que no son honrados están en un partido determinado", ha apuntado.
Ante esta situación, ha solicitado a la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, "que actúe de una vez y que lo que dijo que iba a hacer lo haga". "Es imprescindible por respeto a la condiciones democráticas y por respeto a la condición de político en esta ciudad", ha insistido. "La señora Bonig habló muy fuerte al principio y ahora su voz se está diluyendo", ha advertido.
BARBERÁ, "ESTABA EN EL NÚCLEO"
Ribó se ha referido también a la primera edil de Valencia, Rita Barberá: "Creo que la exalcaldesa sabe perfectamente todo lo que está pasando, estaba en el núcleo", ha apuntado. "Si quisiera tener unas condiciones de dignidad política tendría que dejar el cargo en el Senado para que se la pudiera inculpar exactamente igual que al resto de concejales". "Me parece claro", ha sentenciado.
Por su parte, en actual equipo de Gobierno del Ayuntamiento valenciano se marca como 'hoja de ruta' "exigir al PP que cumpla con lo que ha dicho" y "esperar" a que "de una vez aplique las condiciones que dijo que iba a aplicar a las personas imputadas. Creo que es imprescindible", ha concluido.