Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ribó, sobre la imputación al PP: "Es un caso de extrema gravedad que necesita con un urgencia limpieza"

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha considerado este lunes, tras conocerse la decisión del juez que instruye el caso Imelsa de imputar al PP y de mantener la investigación sobre nueve de los diez ediles de esta formación en el consistorio de la ciudad, que se está ante "un caso de extrema gravedad que necesita con urgencia una terapia de limpieza".
Ribó ha realizado estas declaraciones tras presenciar la 'mascletà' de las Fallas de 2016 disparada este lunes, preguntado por esa medida del magistrado tras levantar el secreto del sumario en la pieza de Imelsa sobre el presunto blanqueo de capitales en el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia.
"Hay muchas novedades, pero todo lo que suponíamos se confirma. Todos los concejales menos uno, según mi información y con todas las precauciones, están investigados", así como "todos los asesores" del grupo municipal del PP en el consistorio, ha planteado el primer edil.
Tras ello, ha considerado de "máxima gravedad" que "el PP, como partido, también está investigado" y ha indicado que esto "no es una cosa cualquiera". "Esto no es una cosa cualquiera. Esto no es una cuestión de un viajecito, es una cuestión de la máxima importancia, con un partido formalmente investigado por una serie de presuntos delitos gravísimos", ha expuesto al respecto Ribó.
El responsable municipal ha señalado también que el Ayuntamiento de Valencia "necesita limpiarse" y dar "una imagen de limpieza". "Estamos ante un caso de extrema gravedad, no es una cuestión cualquiera. Cuando se investiga directamente a un partido, estamos ante una situación que necesita con urgencia una terapia de limpieza", ha insistido.
Joan Ribó ha afirmado que esta labor de "limpieza" o la hace la presidenta del Partido Popular en la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, "o la harán los votantes directamente". En este punto, ha reclamado a Bonig "cumplir" con aquello a lo que "se comprometió", pedir el acta a los concejales del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia que continúen como investigados una vez levantado el secreto del sumario.
El alcalde ha considerado que "mientras estas personas estén en esta casa, no puede mantenerse esa imagen" que reclama. Ribó ha aseverado que Valencia "no se merece estos comportamientos" y ha reiterado que no se está "hablando de una cosa cualquiera" sino de "presuntos casos de corrupción de la máxima gravedad" porque "blanquear dinero gente de un partido es una cuestión gravísima".
Ribó ha apuntado, asimismo, que "diga lo que diga después el juez, hay cosas que tienen peso suficiente como para decir que se han de alejar de la política" personas investigadas por estos hechos.