Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ribó dice que este caso "perjudica" a Valencia pero también a Rajoy para "negociar un nuevo gobierno"

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha reiterado este jueves, como apuntó ayer, que las detenciones, las imputaciones -investigaciones según la nueva terminología de la Lecrim-- y los registros efectuados tras la Operación Taula dentro de la investigación del caso Imelsa, "perjudican" a la "imagen" de esta ciudad y de sus vecinos pero ha destacado que también lo hacen al presidente del Ejecutivo central en funciones y del PP, Mariano Rajoy, para "negociar un nuevo gobierno".
Ribó se ha pronunciado de este modo en los pasillos del Ayuntamiento de Valencia, preguntado por la situación del grupo municipal del PP tras el registro efectuado el pasado martes en sus dependencias, la detención de su secretaria, María del Carmen García Fuster, y la investigación que afecta a su portavoz, Alfonso Novo, y a Luis Salom, uno de sus asesores.
El primer edil ha iniciado su respuesta con la misma idea que subrayó en sus declaraciones de ayer miércoles en defensa de la "honradez" de los valencianos, de la ciudad y del actual equipo de gobierno, presidido por él y conformado por Compromís, PSPV y València en Comú.
"Continúo con el mismo argumento que ayer. Esta ciudad es una ciudad honrada. Este gobierno es un gobierno honrado y lo que estamos viendo son coletazos del pasado. Esto ha de quedar muy claro. Nosotros queremos reiterar este planteamiento", ha expuesto Ribó, que ha repetido que "estar en el foco de la corrupción, en este momento, perjudica a Valencia en cuanto a imagen, capacidad de negociación y de todo".
Asimismo, ha considerado que casos de corrupción como el de Imelsa y la operación 'Taula' "también perjudican a la posibilidad de negociar un nuevo gobierno por parte de Rajoy". "A ver quién se atreve a negociar con él en estos momentos", ha preguntado el alcalde al respecto.
"FINANCIACIÓN NO LEGAL"
Por otro lado, Joan Ribó ha apuntado a la posibilidad de que el PP de Valencia se haya financiado, también para las campañas electorales, de una manera "no legal". Así, como también señaló este miércoles, ha manifestado que aunque esta formación ganó los comicios como lista más votada habría que preguntar de qué modo.
"Alguno ganó las elecciones y sacó más concejales que nadie pero todo parece indicar, y hay informaciones hoy que van en esa dirección, que estas elecciones no se ganaron de una manera legal. Cuando de alguna manera ha habido financiación ilegal, yo no lo puedo afirmar pero las informaciones periodísticas van en esa dirección, lamentablemente, los resultados de un partido que todos sabemos cuál es están de alguna forma dopados, contagiados y contaminados por una financiación no legal", ha argumentado Ribó.
El responsable municipal ha destacado que "eso lo contamina absolutamente todo" y ha insistido en la honradez de la mayoría de valencianos. "Acabo como he empezado. Ésta es una ciudad donde la inmensa mayoría de la población trabaja de una forma ética".
Igualmente, Joan Ribó ha expresado la voluntad de su equipo de gobierno de hacer del de Valencia "un ayuntamiento transparente" y ha asegurado, en alusión a la operación Taula y el caso Imelsa, que los miembros del nuevo ejecutivo local "y lamentamos y repudiamos lo que ha pasado".