Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ribó pedirá la dimisión de todos los regidores del PP que salgan de los Juzgados como investigados

Sobre Barberá y donaciones: "Es imposible que una persona que mandaba sobre el color de las flores del puente no sepa una cosa como esta"
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha asegurado este miércoles que pedirá la dimisión de todos los regidores del Grupo Popular en el Ayuntamiento que salgan de los Juzgados en calidad de investigados, tras declarar en la investigación judicial por la Operación Taula, derivada del caso Imelsa, que afecta al grupo municipal 'popular' del Ayuntamiento por blanqueo de capitales. También ha recalcado que pedirá al PP el cese de los asesores también investigados y en caso de que no sea así, "los cesaremos nosotros".
Así lo ha señalado Ribó a los medios de comunicación, tras mantener un encuentro con el conseller de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación, Manuel Alcaraz, para sumar al consistorio a la Red de Ciudades por el Desarrollo Sostenible, al ser preguntado por la situación de PP en la ciudad de Valencia, después de que el Juzgado de instrucción número 18 de Valencia esté investigando a varios ediles del PP en la ciudad por un supuesto delito de blanqueo de capitales en el marco de la Operación Taula, derivada del caso Imelsa.
Al respecto, Ribó ha ironizado con que le parece "guapísima" la situación y que está "a la espera" del dictamen del juez. "Nosotros tenemos aquí preparados todos los elementos y a medida que vayan saliendo del juzgado como investigados nosotros vamos a pedir la dimisión a todos los regidores correspondientes y a los asesores vamos a pedirle al PP que les pida el cese y si no los cesaremos nosotros", ha señalado.
Asimismo, ha puntualizado que abrirá expediente a los funcionarios implicados en este caso ya que ha manifestado conocer "el apellido" de alguno de ellos. "Abriremos el expediente con todos los mecanismos precautorios en el caso de los funcionarios. Yo creo que ya está bien", ha aseverado el primer edil de la ciudad, quien ha pedido al PP que no vuelva a decir "nunca más que ellos fueron los que ganaron las elecciones porque las ganaron de una forma fraudulenta".
Además, ha reiterado que los valencianos "no son corruptos", sino "gente honrada que trabaja todos los días con mucha iniciativa y creatividad y con mucha honradez". Por ello, ha manifestado que "ya está bien" de que se vincule la corrupción con Valencia y de que "se nos ataque sistemáticamente".
"Hay algunos, que están en un partido determinado, los que son de otra manera, pues que la justicia trabaje sobre ellos de una forma muy clara", ha subrayado.
BARBERÁ "ESTÁ PERJUDICANDO A LA DEMOCRACIA"
Por otra parte e inquirido sobre las declaraciones de la exalcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, ha manifestado que es "imposible" que una persona "que mandaba sobre el color de las flores del puente no sepa una cosa como esta". "Eso no se lo cree nadie, ni ella misma se lo cree", ha recalcado.
Así, ha reiterado que es "imposible" que con la forma de controlar que tenía en el gobierno" municipal, "no supiera esto". "Ella no pasaba por ahí, pasaba en estos despachos y en el grupo municipal del PP. Es incomprensible", ha señalado.
Además, ha incidido en que la secretaria del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María del Carmen García Fuster, investigada por el supuesto delito de blanqueo, era "la persona de la máxima confianza" de la exprimera edil y "todo el círculo lo está diciendo de una manera clara".
"Yo creo que la señora Barberá de una vez por todas debería de tener la honradez de decir lo que ha pasado y de después poner su cargo a disposición como le esta pidiendo su propia partido porque no solo está deshonrando a la ciudad, sino que también perjudicando gravemente a la misma democracia", ha asegurado Ribó.