Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera no se ha planteado la "carambola" de que Díaz deje la Junta aunque en su caso negociarán con el nuevo candidato

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, afirma que en su partido no se han planteado la "carambola" de que la presidenta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, pueda dejar la Junta para liderar su partido a nivel nacional aunque ha reconocido que si eso sucediera negociarían con el candidato a presidente un nuevo pacto de investidura.
En rueda de prensa en el Congreso tras presidir la primera reunión de su grupo parlamentario, Rivera ha subrayado que nadie les ha planteado la posibilidad de un cambio de liderazgo en la Junta de Andalucía. "No está encima de la mesa ni nadie nos ha dicho que vaya a pasar ni lo esperamos", ha insistido.
En cualquier caso, si finalmente se llegara a ese extremo, el líder naranja lo asumiría con normalidad y simplemente seguiría el mismo esquema que tras las elecciones andaluzas del pasado mes de marzo, tras las que se pactaron unas "condiciones concretas" para apoyar la investidura de Díaz.
"Si Susana Díaz, por cuestiones internas del partido, dejara de ser presidenta de Andalucía habría que votar la investidura de otro presidente. Y si se vuelve a debatir una investidura se pondrán condiciones y se hablará de la persona y de las condiciones. Pero no estamos en eso", ha resaltado.
NO SE PLANTEAN ENTRAR EN GOBIERNOS
Por otra parte, Albert Rivera ha destacado que los representantes electos de Ciudadanos en regiones como Andalucía o la Comunidad de Madrid, donde han permitido la formación de Gobierno pero sin formar parte de él, se sienten "cómodos en la oposición", que es el papel que les "dieron los ciudadanos".
"No es fácil estar en la oposición y controlar al Gobierno a la vez que se llega a acuerdos, pero se está demostrando que en esos acuerdos hay efectividad, trabajo y se están sacando propuestas que llevábamos en el programa", ha subrayado, rechazando así de forma implícita modificar este rol.
De hecho, el líder naranja ha expresado su deseo de que cuando concluya esta legislatura autonómica su formación pueda decir que "desde la oposición ha conseguido acuerdos" y ha obtenido "resultados".