Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera dice que mientras Podemos busca superar al PSOE, el objetivo de Ciudadanos es "ser útil" a España

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este jueves que mientras Podemos busca superar al PSOE en las próximas elecciones generales, el objetivo de la formación naranja es "ser útil" a España.
Durante su intervención en el Foro ABC-Deloitte, Rivera ha negado que su partido haya renunciado a intentar ganar los comicios y se conforme con ser clave en la formación de gobierno: "No he renunciado a ganar, ni a ganar ni a ser humilde", simplemente "me importa más España que quedar primero, tercero u octavo".
En su opinión, en este momento hacen falta "propuestas y soluciones, no competiciones", y por eso ha afeado a Podemos que "esté en la competición del 'sorpasso' al PSOE". "A mí la humildad me la enseñaron en mi casa y me importa más ser útil que ser importante", ha asegurado.
A quienes critican los acuerdos que ha alcanzado Ciudadanos con el PSOE o con el PP en distintas comunidades autónomas y ayuntamientos para permitir que estos partidos gobiernen, Rivera les ha preguntado si "hay alguna otra solución que no sean pactos con el PP o el PSOE".
Rivera ha admitido que "lo más cómodo" para C's sería no tener que pactar ni con socialistas ni con 'populares', porque "cada día" que lee los periódicos ve "un caso de corrupción".
"Pero la gente nos pide que nos pongamos de acuerdo", ha añadido antes de señalar que el suyo es el único partido capaz de poner en marcha un acuerdo para que haya gobierno porque "PP y PSOE ni se hablan".
IMPEDIR QUE PODEMOS GOBIERNE
En este contexto, ha resaltado que, en algunas comunidades y municipios, los pactos alcanzados por Ciudadanos han impedido que Podemos estuviese en el gobierno. "A veces hay que ser prácticos para que, como mínimo, las cosas no vayan a peor", ha concluido.
Asimismo, el presidente del partido naranja considera que tener "gobiernos en marcha controlados por un partido sensato y moderado" como Ciudadanos es mejor que caer en "bloqueos institucionales".
Por eso ha instado a "no criminalizar los acuerdos entre partidos constitucionalistas", incluido el que firmó su partido con el PSOE tras las elecciones generales de diciembre: "Yo me podría haber quedado en un rincón, pero entonces a lo mejor el vicepresidente del Gobierno sería Pablo Iglesias. Tendríamos un gobierno, pero de los buenos".
Lo que ha criticado Rivera es que el presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP, Mariano Rajoy, declinara la invitación del Rey a intentar su investidura. "Si alguna vez el rey me propone formar gobierno, yo le diré que sí", ha agregado.
ESTABILIDAD Y AMBICIÓN
Además, ha afirmado que Ciudadanos es la garantía de poder "cambiarlo todo sin romper nada", porque desea "garantizar la estabilidad y, a la vez, la ambición de país". "Somos el antídoto frente al populismo y también la herramienta de cambio y regeneración", ha manifestado.
Según ha explicado, la formación naranja apuesta por avanzar hacia la economía del conocimiento, cambiar el modelo educativo, reformar la Administración Pública, recuperar la clase media y trabajadora, regenerar la política y hacer una política exterior más activa.
"El mundo está cambiando" y "España no puede dejar pasar las oportunidades", ha advertido. Además, ha indicado que esa modernización no se puede quedar aparcada porque los candidatos de otros partidos a La Moncloa sitúen "su silla por delante de España", impidiendo un acuerdo de gobierno.
Respecto a las propuestas de Ciudadanos para la próxima legislatura, Rivera ha detallado que en el modelo educativo seguirá defendiendo que la escuela concertada debe seguir existiendo y que el Estado debe controlar mejor cómo ejercen las comunidades sus competencias en educación. En el ámbito laboral seguirá apostando por el contrato único indefinido.
También ha apostado por limitar a ocho años el tiempo máximo que puede estar en el cargo el presidente del Gobierno, los presidentes autonómicos y los alcaldes, así como por poner condiciones en las "puertas giratorias" entre el mundo de la política y la Justicia.