Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera aconseja a Rajoy que no se "enroque" y cese a Fernández Díaz: "Si lo solventas, no hay conspiración posible"

Cree que estos escándalos sirven al independentismo para "demostrar que el Gobierno hace cosas que no se corresponden con la ley"
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha rechazado las quejas del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, que dice ser víctima de una "conspiración" por la publicación de unas conversaciones con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso. En su opinión, si el ministro dimitiera o fuese cesado, el escándalo "no tendría ninguna consecuencia" aunque se haya conocido a pocos días de las elecciones generales.
"Las filtraciones a la prensa han afectado a diferentes partidos, pero en casos como este, si actúas rápido y lo solventas, no hay conspiración posible", ha afirmado este jueves en entrevistas radiofónicas recogidas por Europa Press.
El ministro del Interior ha denunciado ser víctima de una conspiración por el hecho de que el diario 'Público' haya publicado poco antes de los comicios unas conversaciones de octubre de 2014 en las que hablaba con De Alfonso sobre posibles investigaciones a líderes independentistas para "fabricar escándalos" contra ERC y CDC.
Según Rivera, si el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, apartase a Fernández Díaz del cargo --como le ha exigido varias veces--, "seguramente esto no tendría ninguna consecuencia". A su entender, el error del presidente y del ministro es "enrocarse y defender a pies juntillas una actuación fuera de la ley y de la ética".
Por otro lado, ha indicado que si alguien cree que esa conversación está "manipulada" o "no es cierta", puede acudir a los tribunales. Pero eso no lo ve incompatible con que el ministro deje su puesto tras admitir que participó en la conversación, ya que el contenido de lo que se ha publicado "es grave políticamente".
BATALLA INTERNA EN EL MINISTERIO DEL INTERIOR
Además, en declaraciones a los periodistas en Madrid, en la plaza de las Cortes, antes de viajar a Canarias, el líder de C's ha señalado que Fernández Díaz no se puede quejar de que en el Ministerio hay una "batalla interna" o de que está "politizado" y que por eso se han filtrado esas informaciones.
Puesto que es él quien está al frente del Ministerio, le ha instado a "preguntarse por qué la politización de la Policía y de la Justicia ha llevado a esta situación". Tras referirse a reuniones que ha mantenido con sindicatos policiales, Rivera ha dicho que le consta que "el PP ha confundido el Ministerio del Interior con el partido", algo que cree que se confirma con las informaciones de 'Público'.
En este sentido, ha criticado el "uso partidista" que, a su entender, hace el Gobierno de instituciones como la Policía, la Justicia y la Fiscalía. Y en el caso concreto del Ministerio, ha indicado que si Rajoy mantiene a Fernández Díaz, "al final se acaba haciendo responsable" de los actos de este.
"Queremos un gobierno que trabaje al servicio de los españoles", no uno "que le diga al fiscal general del Estado lo que tiene que hacer", ha subrayado, agregando que esa es la diferencia entre el modelo de Ciudadanos y el que defienden el PSOE y el PP.
UNA ETAPA DE DECADENCIA POLÍTICA QUE SE AGOTA
Rivera ha resaltado que en el Ejecutivo de Rajoy "ya no están" Ana Mato, José Manuel Soria, Miguel Arias Cañete y Alberto Ruiz-Gallardón, y "ya no está tampoco la confianza de los españoles en esta etapa agotada" de "decadencia política que ha ido degradando las instituciones".
Asimismo, ha advertido de que solo formando un nuevo gobierno "reformista, moderado, constitucionalista y limpio de corrupción y asuntos turbios" se conseguirá que el "separatismo" y el "populismo" --en alusión a Unidos Podemos-- "no tengan argumentos".
Porque, desde su punto de vista, lo que ha ocurrido con el Ministerio del Interior es "lo que más desea el independentismo, demostrar que el Gobierno de España hace cosas que no se corresponden con la ley".
También ha expresado su preocupación ante la "sensación" de que hay "una especie de aceleración o freno frente a los grupos independentistas en función del interés" en cada momento.
"Había una época en que los Pujol eran socios de los gobiernos de España y se actuaba de una manera. Y se aceleraron las cosas cuando apostaron por el independentismo", ha señalado Rivera, que se ha preguntado por qué las conversaciones del ministro con De Alfonso han aparecido ahora y no antes.