Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera carga contra Rajoy por la corrupción mientras Sánchez agradece a C's su "arrojo" al acordar

El candidato del PSOE retoma la supresión de las diputaciones, que ayer silenció al presentar la reforma de la Constitución acordada con C's
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha aprovechado su turno de réplica al candidato socialista al Gobierno en el debate de investidura para cargar contra Mariano Rajoy por la corrupción en el PP y para advertir al líder del PP que no es verosímil que encabece un pacto contra este problema cuando "no ha limpiado ni su casa".
En la contrarréplica que le ha dado el aspirante del PSOE, Pedro Sánchez le ha agradecido a Rivera y a Ciudadanos la "valentía" y el "arrojo" por buscar el acuerdo con el PSOE, "por ser parte de la solución".
Los dos protagonistas del pacto entre el PSOE y Ciudadanos para intentar formar gobierno han defendido las bondades del acuerdo y han resaltad algunos aspectos porque, a su juicio, podrían ser asumidos tanto por el PP como por Podemos.
Pero el líder de la formación naranja ha dedicado casi toda su intervención a Rajoy y la corrupción, con una mención expresa a la situación del PP en Valencia y al uso de "lingotes de oro". "¿Qué hacen decenas de diputados blanqueando dinero de mordidas públicas?", ha preguntado, para añadir: "Si España tiene que impulsar un pacto contra la corrupción, ¿lo va a impulsar el señor Rajoy, alguien se lo va a creer? No puede hacerlo porque no ha limpiado ni su casa".
Rivera ha admitido que en el PP hay "gente digna, decente y competente" y ha reclamado a este partido que se regenere, lo que entiende que no es fácil cuando "como dice la Guardia Civil" se ha comportado como "bandas organizadas".
Mientras tanto, ha reclamado que dejen a su partido llevar al gobierno el acuerdo alcanzado con el PSOE, idéntico mensaje que ha dirigido a Podemos. El pacto, ha dicho, demuestra a los españoles que dos fuerzas del Congreso "quieren apartar lo que les separa" y ha pedido a los de Rajoy y a los de Pablo Iglesias que les dejen intentarlo.
"Que por lo menos permitan que pongamos en marcha una nueva etapa política porque si eso es así, contaremos también con ustedes", ha agregado.
ADIÓS A LAS DIPUTACIONES
Pedro Sánchez ha defendido muchos de los puntos del pacto de gobierno con Ciudadanos, como la necesidad de una reforma constitucional profunda y negociada en el Congreso, y ha agradecido la disposición del partido de Rivera. Ambas formaciones han hecho algo "que no hace nadie más: dialogar", ha sentenciado.
Sus agradecimientos han provocado algunos comentarios en el hemiciclo, que han obligado a Patxi López a pedir una vez más silencio. "Hay diputados más pendientes de la confrontación que del acuerdo --ha aprovechado para decir Pedro Sánchez--. Son los tiempos que vivimos, señor Rivera. En todo caso, gracias por su valentía".
Al margen de estos detalles, el candidato socialista ha recuperado en sus intervenciones de esta mañana un capítulo que ayer silenció cuando defendió su pacto con Ciudadanos: la supresión de las diputaciones, uno de los puntos de la Constitución que ambos partidos quieren reformar de manera urgente.
Sánchez ha apostado por la sustitución de las diputaciones por consejos de alcaldes, asunto que solivianta a parte de su partido, y ha ligado esta medida con la "racionalización del gasto público" para que "no se hagan más recortes sociales". No se trata solo de mejorar la eficiencia, ha dicho, sino también de demostrar que los políticos están dispuestos a "ser valientes" y reducir "estructuras administrativas".