Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera recalca que no pide la dimisión del consejero andaluz porque su imputación por prevaricación no es por corrupción

Recuerda que en algunos ayuntamientos hay cargos del PP imputados por "cuestiones administrativas" y C's tampoco exige que dimitan
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este lunes que su partido no exige la dimisión del consejero de Economía de la Junta de Andalucía, el socialista Antonio Ramírez de Arellano, porque su imputación no es por un caso de corrupción, sino que deriva de un litigio por hechos ocurridos hace nueve años, cuando era vicerrector de la Universidad de Sevilla.
"Nada tiene que ver con el ejercicio de un cargo público o con la política y, por lo tanto, tampoco con corrupción política", ha declarado en rueda de prensa tras la reunión de la Ejecutiva de C's. El consejero autonómico ha sido citado a declarar como investigado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por presuntas irregularidades en la adjudicación de obras públicas en su etapa como vicerrector de Infraestructuras.
Rivera ha recordado que los expresidentes de la Junta Manuel Chaves o José Antonio Griñán, también imputados, dejaron de sus escaños después de que Ciudadanos insistiera en reclamárselo para que se cumpliera el pacto anticorrupción que la formación naranja había firmado con el PSOE de Susana Díaz.
En cambio, "este no es el caso y no lo hemos valorado", ha dicho sobre la posibilidad de exigir ahora la renuncia de Ramírez de Arellano, sobre el que se investiga si cometió delitos de prevaricación administrativa y falsedad en documento público.
NO LO VE COMPARABLE CON EL CASO DE SORIA
Cuando se le ha preguntado si Ciudadanos aplicó otro criterio distinto con el exministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, cuya dimisión sí veía necesaria, ha contestado que su situación y la del consejero andaluz "no tienen nada que ver".
En el caso de Soria, "ha engañado escondiendo su dinero en paraísos fiscales", y eso, a su juicio, "podía conllevar fraude fiscal". Asimismo, ha señalado que Soria era ministro del Gobierno de España cuando se conoció la información de los llamados 'papeles de Panamá', mientras que Ramírez de Arellano no estaba en política cuando ocurrieron los hechos que se investigan.
Por último, ha apuntado que Ciudadanos no tiene ningún pacto anticorrupción firmado con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, pero sí lo tiene en Andalucía y en la Comunidad de Madrid, donde a cambio de ello permitió la investidura de Díaz (PSOE) y de Cristina Cifuentes (PP). De hecho, ha recordado que en esas comunidades han dimitido varias personas implicadas en escándalos de corrupción porque C's lo ha podido exigir.
Rivera ha destacado que en algunos ayuntamientos el PP también tiene a "personas imputadas por cuestiones administrativas", y en esos casos Ciudadanos puede "criticar, pero no exigir la marcha" de esas personas porque no se trata de casos de corrupción.
NO OPINA SOBRE EL VÍDEO DE FELIPE GONZÁLEZ
Por otro lado, le han preguntado por el vídeo en el que el expresidente del Gobierno Felipe González elogia a Farshad Massoud Zandi, un millonario hispano iraní que aparece en los 'papeles de Panamá' y al que Hacienda está investigando por posible fraude fiscal.
El líder del partido naranja ha dicho que no ha visto el vídeo, y que en cualquier caso prefiere ser "prudente" sobre "las relaciones personales de los expresidentes".