Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera advierte de que si las urnas no dan un papel decisivo a Ciudadanos, gobernará Podemos

Dice que C's será "catalizador de cambios" en España pero solo si consigue los escaños suficientes para influir al PP o al PSOE
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha advertido este martes de que si las urnas no dan un papel decisivo a su partido en la formación del futuro ejecutivo tras las elecciones del 26 de junio, "el único gobierno posible" va a ser uno de Podemos junto a otras fuerzas políticas.
En un desayuno informativo organizado por el Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), Rivera ha intentado convencer de que la mejor opción es votar a Ciudadanos. En primer lugar, porque es "el único partido que ha impedido que Podemos y los separatistas llegaran al gobierno" tras los comicios de diciembre llegando a un acuerdo con el PSOE.
Además, ha señalado que "el voto útil es el que va a poder formar gobierno". "Si Ciudadanos no es fuerte, el único gobierno posible va a ser el de Podemos, los comunistas, Bildu y una amalgama de partidos", ha avisado.
En tercer lugar, ha presentado a C's como "catalizador de cambios en España", lamentando que parezca que "solo quieren cambios los de la hoz y el martillo" --en referencia a la coalición de Podemos e Izquierda Unida--. A su juicio, "eso no es un cambio, es algo muy viejo".
En este sentido, Rivera ha asegurado que si la formación naranja consigue muchos escaños el 26-J, el PP y el PSOE "van a tener que asumir ese cambio", y al mismo tiempo estará garantizada la "estabilidad".
Ha abogado por un cambio político "que permita que los españoles duerman tranquilos, que sepan que su dinero está a salvo, que los empresarios sepan que hay seguridad jurídica, y que la clase media y trabajadora sepa que no la van a machacar a más impuestos".
DISPUESTO A PACTAR CON PP Y CON PSOE
Si no hay pactos entre el PP, el PSOE y C's, comenzará "una etapa de incertidumbre, de soluciones mágicas, una etapa mala para la economía y para la clase media y trabajadora", ha agregado el presidente del partido naranja.
"Me comprometo a sentarnos en la mesa con los partidos constitucionalistas, con el PP o con el PSOE, para intentar formar gobierno", ha manifestado, antes de insistir en que si Ciudadanos no es decisivo en el escenario postelectoral, será difícil que esos partidos asuman una serie de reformas económicas, sociales y políticas.
Con los que no va a hablar C's es con las formaciones separatistas, mientras que con Podemos podrá estar de acuerdo en aprobar algunas leyes pero no podrá compartir el poder ejecutivo porque son partidos con modelos de sociedad "antagónicos", según ha dicho. "Nosotros venimos a mejorar España; ellos, a poner patas arriba incluso lo que ha funcionado", ha resumido.
DICE AL PP QUE EL ENEMIGO NO ES CIUDADANOS
En este contexto, ha lamentado que el PP se proponga atacar a Ciudadanos durante la campaña electoral, aplicando "tácticas de superviviencia que van en el interés particular, no del país", y le ha pedido que no se equivoque de "enemigo".
"Ojalá (Mariano) Rajoy no hubiera tenido piedad con la corrupción, con la precariedad laboral o con los de la amnistía fiscal", ha dicho en alusión al titular de 'El Mundo' según el cual el PP arremeterá "sin piedad" contra C's.
"No se pueden quemar puentes" porque "desde el 27 de junio vamos a tener que hablar", y "gobernar en coalición es unir los puntos, no buscar diferencias", ha afirmado, si bien ha indicado que a la hora de negociar no dará "un cheque en blanco" a 'populares' o socialistas.
POSIBLE PACTO DEL PSOE CON PODEMOS
También ha criticado que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, haya presentado un "gobierno en la sombra", ya que previsiblemente ningún partido logrará la mayoría absoluta y, por tanto, "nadie va a gobernar solo". "No estamos aquí para fingir gobiernos, sino para buscar acuerdos", ha añadido, rechazando "el debate de las sillas".
Sobre la posibilidad de que tras los comicios los socialistas busquen acuerdos con formaciones de izquierda como Podemos o IU en vez de con Ciudadanos, Rivera ha dicho que "está bien que el PSOE, antes de ir a las urnas, diga lo que quiere".
En su opinión, la formación liderada por Pedro Sánchez tendrá que escoger entre formar un gobierno constitucionalista que promueva cambios "sensatos" o "sumarse al populismo y al independentismo".
Por último, le han preguntado si la alianza Podemos-IU podría perjudicar electoralmente a C's, a lo que ha respondido que conoce "los límites de la ley electoral", pero que a pesar de ello su partido "se consolida e incluso puede crecer".
Asimismo, ha apuntado que en muchas provincias los que competirán por el último escaño serán el PP y Podemos, así que los 'populares' pueden ser "los grandes perjudicados" en regiones como Andalucía.