Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera dice que la ley electoral ha perjudicado a Ciudadanos pero que el centro "ha venido para quedarse"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado que la ley electoral ha perjudicado a su partido en el reparto de escaños en las elecciones generales de este domingo, pero también ha señalado que los tres millones de votos obtenidos demuestran que el centro político "ha venido para quedarse".
En rueda de prensa en la sede de C's, Rivera ha dicho que ha enviado un mensaje al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, para felicitarle "por haber quedado primero" en los comicios. Sin embargo, a continuación ha indicado que ahora hay "un nuevo Parlamento que tiene que escoger un nuevo gobierno y una mayoría parlamentaria.
El candidato de Ciudadanos a La Moncloa ha dicho que no va a hacer "como otros" y decir que está "muy satisfecho" tras haber perdido nueve décimas respecto a las generales del 20 de diciembre, pasando de unos 3.500.000 votos a cerca de 3.100.000 (del 13,94% al 13,05%).
"Queríamos más", ha admitido Rivera, que ha lamentado tanto los efectos negativos de la ley electoral --que se ha propuesto cambiar en esta legislatura-- como el no haber conseguido movilizar al electorado "de centro, no extremista".
Sin embargo, ha destacado que esos españoles que han elegido la papeleta de Ciudadanos "han dicho que el centro existe y que viene ha quedarse". Y a esos electores les ha asegurado que su voto "va a ser útil para cambiar las cosas y regenerar la vida pública" pero también para buscar acuerdos con otros partidos.
Por ello, ha vuelto a proponer al PP y al PSOE que desde este mismo lunes abran con Ciudadanos una mesa de negociación "para intentar formar gobierno". "Con una sola condición: no podemos poner los sillones por delante de los españoles", ha subrayado.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)