Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera no apoyará un gobierno con Rajoy pero ve con buenos ojos a Casado

Rivera en el acto por el Día de la Comunidad de MadridEFE

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este lunes que no facilitará que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, encabece un futuro Ejecutivo tras las elecciones del 26 de junio porque, a su juicio, representa una época marcada por la corrupción y falta de reformas.

"Nadie puede pensar que una nueva etapa política la encabece quien ha tenido mayoría absoluta y no ha hecho estas políticas", ha defendido en una entrevista a Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.
"El problema no es solo Rajoy, pero Rajoy es parte del problema", ha sostenido Rivera, que no ha renegado del acuerdo que alcanzó con el PSOE y ha culpado al presidente del Gobierno en funciones y al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de bloquear la legislatura.
También ha reivindicado que hay gente válida en el PP y en el PSOE para liderar una nueva etapa y, sobre si el dirigente popular Pablo Casado sería uno de ellos, Rivera lo ha definido como "válido y competente".
Así, ha criticado que en el PP no celebren primarias porque dificulta que este tipo de personas puedan ponerse al frente de un partido: "Cuando un partido no hace primarias porque las tiene prohibidas, es muy complicado".
También ha expresado estar dispuesto a hablar con "todo el mundo" tras las elecciones porque considera que el futuro de España no pasa por sectarismos y por poner vetos a nadie, aunque ha rechazado los extremismos.
Sobre el tuit en que la líder de C's en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, asegura divertirse con usuarios que proponen degollar a los dirigentes republicanos Gabriel Rufián y Joan Tardà, ha apuntado que no lo ha leído y ha evitado así azuzar la polémica.