Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera apuesta por un gobierno con "liderazgo" para que España sea el puente entre Europa y Latinoamérica

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha apostado este martes por que el gobierno que se forme en España tras las elecciones del 26 de junio sea uno que adopte una posición de "liderazgo" y no de "conformismo", para que España sea "el puente" entre Europa y Latinoamérica.
"Tenemos que defender esa posición en Europa, tenemos que ser la punta de lanza, la puerta que ya sois de facto, pero también políticamente, y tenemos que hacer valer nuestro peso en Latinoamérica", ha afirmado en un desayuno informativo organizado por el Consejo Empresarial de América Latina (CEAL).
Tras hacer referencia a las inversiones de España en esa región y a la lengua y la cultura comunes que facilitan los intercambios entre ambas partes, Rivera ha advertido de que si España no aprovecha las oportunidades en un mundo globalizado, puede perder esa posición destacada.
En este sentido, ha rechazado que "el conformismo, la pereza y la falta de liderazgo" sean "el pan de cada día de nuestros gobiernos". "Tiene que haber liderazgo, competitividad y ganas de cambiar las cosas", ha subrayado.
Dirigiéndose al PP de Mariano Rajoy, al que ha criticado por no haber negociado con C's tras las pasadas elecciones generales, ha indicado que "hay que arremangarse y bajar a la arena, y dejar de ver las cosas desde la atalaya, desde el búnker".
"Sin liderazgo no hay cambios en el mundo", ha añadido el presidente de Ciudadanos, abogando por que España desempeñe un papel "activo, no pasivo", dentro de la comunidad internacional.
Así, ha afirmado que esa actitud es la que hay que tener respecto a Cuba, para contribuir a que sea "un país democrático, estable y libre". También se ha referido a Venezuela, que, a su juicio, "es el ejemplo de cómo el populismo puede poner en riesgo un país".
Además, ha apuntado que las empresas españolas presentes en ese continente pueden tener "un papel transformador y de cambio en toda Latinoamérica".
LAS EMPRESAS QUIEREN UN PAÍS QUE FUNCIONE
Por otro lado, Rivera ha afirmado que la "mejor garantía" para que a una empresa le vaya bien es "que el país funcione", que se mejoren la educación y la Justicia y se potencien la innovación y el desarrollo. En este contexto, ha dicho que Ciudadanos quiere un país con mayor seguridad jurídica y donde la educación y la innovación sean la vía para competir en un mundo globalizado, no recurrir a "salarios bajos y productos malos".
Los empresarios que han asistido al acto le han preguntado cómo considera que se debe acabar con la desigualdad, uno de los elementos contra los que Rivera cree que hay que luchar, junto a la corrupción, para frenar el "populismo".
Según ha explicado, Ciudadanos defiende la igualdad de oportunidades, es decir, "que todo el mundo salga de la misma línea de partida" y que se quiten los "obstáculos" para que la gente pueda conseguir un empleo y desarrollarse profesionalmente.
En cambio, ha negado que la solución a la desigualdad y a la pobreza sea "poner parches". "Con paliativos no curas, simplemente mantienes. El objetivo de un país nunca puede ser pagar las facturas a la gente o que los ciudadanos dependan del Estado", ha defendido.
Por último, sobre la reforma que querría hacer Ciudadanos en el mercado laboral, ha dicho que el "inmovilismo" y el "parcheo" durante los gobiernos del PP y del PSOE han dado como resultado altas tasas de paro y de temporalidad. Por eso, ha calificado de "fracaso" las reformas efectuadas por unos y por otros y ha pedido "salir del maniqueísmo" para establecer un nuevo marco de relaciones laborales.