Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera cree que muchos votantes moderados de CDC se sienten "huérfanos" y quieren un partido "útil"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha señalado este viernes que muchos catalanes "moderados" que votaban a CDC se sienten ahora "huérfanos" porque no apoyan el proceso independentista y lo que quieren es "un partido útil para la política económica y social".
Durante su participación en los Foros del diario 'El Mundo', Rivera ha llamado la atención sobre los sondeos que apuntan a que Ciudadanos podría conseguir más votos que Convergència en las elecciones generales del próximo 26 de junio. "Sería histórico", pero "vamos a ser muy prudentes", ha comentado.
En su opinión, "hay mucha gente moderada en Cataluña" que votaba a CDC en los años 80 y 90 y que en este momento "se sienten huérfanos" porque "no son extremistas ideológicamente y son de clase media". Lo que quieren, en su opinión, es "un partido útil para la política económica y social".
El candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno, ha asegurado que si entra en el próximo Ejecutivo, "una de las prioridades" será "gestionar el descontento" que existe en su tierra y "dar apoyo y legitimidad a la mayoría de los catalanes, que no son independentistas y son los olvidados".
Actualmente "es muy difícil sentirse español en Cataluña", y "yo quiero darles la autoestima de pertenecer a un proyecto común", ha manifestado.
POSIBLE ESCOLLO PARA PACTAR CON EL PSOE
Por otro lado, Rivera ha advertido de que el pacto político con Cataluña que propuso el PSOE, para plasmar en la Constitución su "singularidad" y mejorar su autogobierno, podría dificultar un eventual acuerdo postelectoral de C's con los socialistas.
"Sin duda", ha contestado cuando le han formulado esa pregunta. "Ni creemos en los privilegios ni en las naciones que se reúnen con el Gobierno de España"; la Constitución hay que modificarla para "mejorar cosas que han quedado desdibujadas por el desarrollo autonómico", ha explicado, abogando también por reformar el sistema de financiación autonómico.
El presidente de la formación naranja ha revelado que "uno de los capítulos que más costó" negociar con el PSOE para suscribir el pacto de gobierno que ambos partidos firmaron en la última legislatura fue precisamente el que hacía referencia a garantizar la unión de España y no celebrar referendos de independencia.