Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivero defiende la reforma de la Constitución para "poner al día" el Estado

El presidente de Canarias, Paulino Rivero, ha defendido este domingo la necesidad de una reforma de la Constitución para "poner al día" el Estado y para que todos los ciudadanos y todos los territorios de España vean en la Carta Magna "una solución y no un obstáculo".
En su blog personal, Paulino Rivero ha señalado que el reciente debate en el Congreso sobre la consulta catalana debe impulsar un debate sobre la reforma de la Constitución que, aunque lleve algunos meses sobre la mesa, hasta la fecha se ha abordado "sin el compromiso y la voluntad que requiere".
Según Rivero, el "inmovilismo" la condena a convertirse en un texto "desfasado", por lo que abogó por introducir cuantos cambios sean necesarios para adaptarla a la realidad del siglo XXI y para mejorar el encaje en la misma de los distintos territorios del Estado.
En este sentido, el presidente incidió en que son muchos los territorios que piden cambios de su relación con el Estado, y en el caso de Canarias, reclamó que se apuntalen constitucionalmente aspectos que son básicos para la Comunidad Autónoma.
Para Paulino Rivero, la reforma de la Constitución pasa por "el diálogo, la cooperación y el respeto institucional, esa concordia de la que tanto se habla a raíz del fallecimiento de Adolfo Suárez, pero que tan poco se practica para avanzar en asuntos de Estado".
Recordó que la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 25 de marzo --sobre la resolución de soberanía del Parlamento de Cataluña-- apuntaba que el derecho a decidir debe plantearse mediante una propuesta de reforma de la Constitución, algo que el Congreso "deberá entrar a considerar si el Parlamento catalán la realiza", opinó.
SEGUNDA TRANSICIÓN
A su juicio, "hace falta una Constitución que dé respuesta a las tensiones territoriales, y una segunda transición que permita vertebrar un futuro común desde el respeto a las diferencias, desde la solidaridad y la atención a la diversidad".
En ese nuevo marco, añadió, Canarias habrá de jugar "un papel relevante y nunca menor que otras nacionalidades". "Si se da el paso de actualizar la Constitución, ésta deberá reflejar de manera inequívoca las singularidades del archipiélago, pues si hay un territorio especialmente diferenciando y singular en el Estado ése es el canario", subrayó.
El presidente canario insistió en que el debate sobre la reforma de la Constitución es "inaplazable". "Hay voluntad de abrir las puertas a esa reforma y no podemos desaprovechar la oportunidad. Hay que perfeccionar la Constitución para garantizar el adecuado encaje de ciudadanos y territorios, una reforma que no deje vencedores ni vencidos, con la que ganemos todos", concluyó.